Payasa

Si, payasa, así te llamo, porque fuiste para mí una payasa, una payasa que no dejastes que en ningún momento yo estuviera triste ni notara la soledad en aquella casa de campo.

Fuiste para mi el motivo por el que me sentía bien, en unos momentos que solo tenía motivos para sentirme mal, a pesar de quedarte largos días sola debido a mi trabajo siempre que volvía me esperabas contenta y saltando de alegría, siempre querías estar cerca de mí, siempre haciéndome cosas para llamar mi atención, me hiciste sentir muy bien Samba, pero te marchaste, y aún cuatro años después todavía noto tu vacío, ese lugar que no se ha llenado todavía.

Habrá quién dirá, que solo es un perro, si alguien dice ésto no conoce a los perros, y pobre de él que no conoce la gran riqueza que es tener un perro como amigo, como el mejor amigo.

Todas las noches dormías en a los pies de mi cama con la mirada hacia la puerta, porque quisiste ser mi guardián, te acercabas a mí por que querías darme calor en invierno.

Y nunca te alejabas sin seguir mirando hacia atrás.

Cuando te fuiste, tu última mirada me la dedicaste a mí, una mirada agradecida y de pena, por separarnos, yo lloré mucho Samba.

Cuando la gente que te conocía se enteraron, pusieron muchos comentarios en las redes sociales, pero hubo uno que me alivió, decía que solo  habías  cruzado el puente del arco iris, y ahora estás con otros perritos sin sufrir tu terrible enfermedad, en paz y contenta.

Ojalá fuera así.

Y si no lo es, quiero pensar que lo es, ojalá cuando me toque a mí cruzar el puente del arco iris estés tu allí, esperándome, moviendo tu cola de alegría.

Mañana, 14 de Mayo, hará cuatro años, pero no te olvidaré jamás.

Te quiero Samba.

 

 

Anuncios

6 comentarios en “Payasa

  1. Que bonitos pensamientos.. Los perros, los gatos, los dragoncillos, salamandras, los caballos, las ranas de la lluvia… Son seres que merecen respeto y cariño. La verdad es que Tengo un Gato fuera de casa, en el jardín, más dos dentro, y un perrito que está al venir, son todos recogidos de bebés o que fueron abandonados, y hoy soy feliz al verlos tranquilos, donde no tienen nada que temer. Escribí en el blog un artículo llamado zoolandia, con numerosas citas de grandes escritores y autores y científicos hablando de los animales, y yo también añadí cosillas.. Puede que me equivoque pero también es cierto que casi todas las personas que son indiferentes a los animales han tenido una infancia donde faltaba un poco o bastante eso llamado cariñ o y protección.

    Me gusta

  2. Las muertes de los animales siempre son diferentes a las de las personas, ya que éstas pueden (en según qué ocasiones) hablar, despedirse… Pero un animal sólo puede transmitir en esos momentos con su mirada, que no es poco. Que esa última mirada que dedicó en vida fuera para ti, dice mucho de Samba y de lo mucho que te quería. Y es normal que aún 4 años después… Notes la ausencia. Seguro que donde esté, estará bien.

    Yo tengo un perro (vive con mis padres y aunque yo ya no vivo con ellos, no hay semana que no lo vea) y con él he aprendido lo que es el amor incondicional de un animal hacia las personas que lo cuidan y el amor incondicional que podemos tener nosotros por ellos.

    Has escrito una entrada muy bonita llena de palabras de cariño y me ha gustado mucho, tanto como la foto que lo acompaña. ¡Era preciosa! 🙂

    ¡Un saludo! ^^

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s