Fiesta de San Tomamelpelo

¿A quién no le gusta disfrutar de una buena fiesta?A todos nos gusta disfrutar, relacionarnos y pasarlo bien con nuestros amigos y conocidos…Pero hay fiestas que si investigas, es curioso de donde proceden y como se originaron.

Ahora que estamos en pleno San Juan, me ganó la curiosidad y mirando la revista “Muy interesante”, aprendí que ésta fiesta se pierde en el tiempo y se origina del pensamiento de que el sol estaba enamorado de la tierra y se resistía a abandonarlo.

Por esta razón, empezó a festejarse en la última noche de primavera alrededor del 24 de junio, que es la más corta del año. A esto se unía la superstición de que ése día era el ideal para ahuyentar a los malos espíritus y atraer a los buenos y librar de encantamientos de amor y fertilidad. Entonces los encantadores abusaban de aplicar sus ritos y sus ceremonias y desvalijaban a los supersticiosos.

Luego cuando llegó el cristianismo sólo le cambió el nombre y se asignó a San Juan, pero la fiesta continuó siendo la misma.

¿Y donde están esos encantadores a día de hoy…?

Pues los tenemos cerca.

Mira los programas que ofrecen las salas de fiesta, los paradores, los restaurantes, etc. Una cena, un matasuegras, un gorrito y poder bailar te cuesta un ojo de la cara y la yema del otro.

Pero no contento con eso hay programas de diferentes confesiones que rizan el rizo. Te ofrecen programas completos para que te vaya bien toda la vida, para que encuentres el verdadero amor, (yo ya me contentaría si ese programa me ayudara a encontrar las llaves del coche), para tener la mejor salud,etc.

Eso si, con previo pago mareante y lo bueno es que en muchas páginas ya están agotadas todas las reservas desde hace días.

Yo como soy un poco raro me voy a preparar mi propio San Juan, me compro una coca que me durará tres semanas, una botella de cava, dos semanas, a mi ex-suegra la dejo que viva, y el baile lo pongo yo.

Anuncios

4 comentarios en “Fiesta de San Tomamelpelo

  1. Yo provengo de ambiente rural gallego y el San Juan se celebra haciendo una hoguera con maderos. Durante la noche, se observa de cerca y en los núcleos más habitados optan por acompañar la fiesta con algo de bebida, pero en los pueblos no se suele hacer. Luego las cenizas se recogen y se usan para inventos peculiares, como alfombra para el ganado -que en teoría le limpia las patas-, etc.

    Nunca he sido muy de fiestas mercantilizadas. Para celebrar algo, no se necesita mucho, y yo tengo la osadía a veces de celebrar días cualquieras. Llego a casa, observo el atardecer por la ventana y me digo: “un día maravilloso”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s