Nadie es más libre que el que és esclavo de la verdad

Según el diccionario de la lengua española la palabra libertad la define como “la capacidad para pensar y obrar según la propia voluntad de la persona pero en sujeción a un orden o regulación más elevado”

O lo que es más, ser libres no quiere decir campar a sus anchas prescindiendo de todo lo que nos rodea.

Desde que nacemos estamos rodeados de advertencias que según nuestra actitud hacia ellas vamos a salir beneficiados o no.

Cuando tomamos medicamentos vemos que van acompañados de un prospecto que nos ayuda a dar un uso correcto y nos informa de la dosis, los efectos secundarios y más, o cuando conducimos, continuamente encontramos señales indicativas que nos advierten o nos informan para nuestra ayuda o en nuestro trabajo las normas o pautas para nuestra protección.

traffic-cone-1027881_640

Y están ahí puestas para nuestro beneficio y no cambian de otras leyes universales que estamos obligados a seguir.

Porque estamos gobernados por ciertas leyes físicas que restringen nuestras acciones y nos obligan a hacer ciertas cosas.

Nuestro cuerpo tiene leyes que nos impulsa a alimentarnos y también a liberarnos de los desperdicios producidos por el metabolismo

Y aunque no queramos obedecer nos dormimos si estamos cansados.

Pero no nos parece que nuestra libertad nos ha sido quitada debido a éstas cosas.

Efectos inmediatos tendría ignorar los efectos de la ley de la gravedad, al respetarla no solo nos beneficiamos sino que apoyándonos en ella el hombre a podido poner aviones, cápsulas o satélites en el espacio.

Tampoco nuestra libertad queda coartada por ello.

Así que sería muy bueno que le diéramos la importancia que tiene y cooperásemos con ellas.

No solo nos va a beneficiar sino que muchos casos vamos a disfrutarlas.

Anuncios

12 comentarios en “Nadie es más libre que el que és esclavo de la verdad

  1. Yo pienso que la libertad debería ser total hasta para morirnos. La única frontera que le pongo es la de las personas que tengo alrededor; no me molestes a mí y yo seré libre sin ‘molestar’; aunque entiendo que sólo es aplicable si tienes mucha asertividad, empatía y sensibilidad…, y eso no abunda entre los humanos. Reflexionar debería de ser una asignatura obligatoria y en España nos inclinamos por pasar de la de filosofía. Así nos va. Buen post.
    (Ni se os ocurra pensar que comento con ningún otro fin que no sea el mero de comentar)
    Un saludo!

    Me gusta

  2. Conocer los límites es el primer paso para imaginar el infinito. Ser honestos con nuestra naturaleza y repudiar la vanidad, un logro que debería premiarse en sociedad. No hay nada malo en ciertas reglas o leyes inmutables; lo verdaderamente malo es pretender lo que no se es.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s