“Don dinero”

“Poderoso caballero es don dinero”, aquí acertó de lleno el rico refranero español porque es muy cierto.

Y es sabido que el dinero es muy necesario en una sociedad de consumo como la que domina el planeta. Lo necesitamos para comer, para comprarnos ropa, casa y todas aquellas cosas que necesitamos, esto es una obviedad.

Pero el dinero tiene un lugar también limitado, y citando al poeta Arne Garborg: “…puedes comprar comida, pero no el apetito; puedes comprar medicinas, pero no la salud; camas cómodas, pero no el sueño; libros, pero no la inteligencia; conocidos, pero no la verdadera amistad; sirvientes, pero no la fidelidad; puedes comprar días tranquilos, pero no la paz…”

Por ésto la importancia de tener un punto de vista equilibrado del dinero, de darnos cuenta de que solo es un medio para alcanzar un fin y no un fin en si mismo.

Podría perjudicarnos “el amor al dinero” y no el dinero en si mismo, porque nos causaría sufrimiento tener algún tipo de obsesión por el dinero, ya que puede separarnos de amigos y familiares.

money-soothes-1339766_640

También nos influiría el tener una visión distorsionada del dinero contribuyendo a tener prejuicios, quizás con quién no tuviera tanto y pensar en los pobres como gente que no es igual a nosotros, y creando así una barrera para una buena convivencia.

En fin, quiero decir con todo esto que no condeno a los ricos ni a quién goza de tener dinero, sino a ése afán por tener más y la actitud que se tiene en cuanto a él.

Cuando estamos contentos con lo que tenemos, también nos preocupamos por el dinero, pero no en exceso, nos enfrentamos a problemas económicos pero luchamos por resolverlos, no dejamos que otra actitud nos dañe.

Por ejemplo, cuantos matrimonios terminan en divorcio cuando falla la economía, cuanta gente acude al suicidio porque las cosas no le han salido como esperaba. En cambio, tener el punto de vista equilibrado nos ayudará a no depender de él para vivir de manera digna por que sabremos vivir contento con lo que tenemos, aunque como poder negarlo, a todos nos gustaría disfrutar de más cosas.

Pero no hay “oportunidades” de ganar dinero fácil, pero si de ser generosos.

Siéntete importante no con los que tienen dinero sino con los amigos leales.

No pienses todo el rato en cuestiones monetarias sino en coger la mano de alguien.

friends-1209449_640

No permitas que una óptica distorsionada del dinero eche raíces en ti.

Más bien dale al dinero el lugar que le corresponde y pon en primer lugar las cosas importantes de la vida como los amigos, tu salud, tu tiempo y esto será una forma equilibrada de ver al poderoso caballero.

Y concluir amigos con una frase de P.T.Barnum  célebre engañador en el mundo del espectáculo y su objetivo personal como el declaró era llenar sus bolsillos…“El dinero es un amo terrible, pero un excelente siervo…”

Anuncios

11 comentarios en ““Don dinero”

  1. Interesante reflexión en una época en el “el amor al dinero” y a los vicios que proporciona es la meta de vida de tantas personas. Sólo me gustaría hacer una puntualización, para dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. “Poderoso caballero es don Dinero” no es un refrán popular, sino una letrilla de Francisco de Quevedo que con el tiempo el acervo popular ha hecho suya:
    Madre, yo al oro me humillo,
    él es mi amante y mi amado,
    pues, de puro enamorado,
    de contino anda amarillo.
    Que pues doblón o sencillo
    hace todo cuanto quiero,
    poderoso caballero
    es don Dinero.
    […]
    Demasiado larga para escribirla entera, pero su origen no es popular sino culto. Sin embargo resulta curioso cómo una metáfora tan conceptista como la del caballero don Dinero, que nadie habría dado por popular cuando cuando el poema fue compuesto, con el paso del tiempo y la evolución cultural ha pasado a ser sentida como parte del refranero, perdiendo entre los hablantes todo aquello que hacía sentirla como un verso culto.
    Algo parecido sucede con la letrilla de Góngora “Ándeme yo caliente y ríase la gente”, aunque ésta no es ni de lejos tan cultista como la de Quevedo y resulta más lógico que haya pasado al refranero.
    Bueno, siento haber sido tan pesado en mi primera intervención, y enhorabuena por el interesante blog.

    Me gusta

  2. Tema espinoso y complicado el que has tocado, amigo. Hay que pensar y actuar con el dinero del mismo modo que con el tiempo, aprender a gestionarlo correctamente cuanto antes para poder disfrutar de él como es debido.

    Un saludo.

    Me gusta

  3. Decía Marco Aurelio que las cosas que acontecen por igual a personas buenas y malas, no son buenas ni malas per se. El dinero, como tantas otras cosas, son herramientas cuyo resultado final depende del uso que se les dé. El dinero puede servir para levantar una escuela o pagar un hospital, para financiar una obra de teatro o un viaje que dos enamorados emprenden juntos. Pero también puede servir para financiar la guerra, para incentivar la corrupción, sembrar muerte, contaminación… El dinero no es bueno ni malo; son las personas, con sus actos, las que hacen el bien o el mal.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s