“Citius, Altius, Fortius”

En el siglo XIX, los hallazgos de unos arqueólogos alemanes renovaron el interés en los juegos que quince siglos antes se habían originado en la antigua Grecia.

greece-1291750_640

Pero cuando se propuso esta restauración de los juegos era partiendo del credo de que lo importante no es ganar sino participar…”

Pero pronto como todo lo que hace el hombre, las esperanzas de juego limpio empezó a desaparecer.

Con el tiempo, el ánimo no solo de participar, sino lo más importante, ganar, los competidores se ayudaron con drogas para ser mejor que los demás, por ejemplo las hormonas humanas para el crecimiento, la eritropoyetina sintética se ha convertido en la droga preferida de muchos corredores, nadadores y esquiadores de fondo, porque estimula la producción de glóbulos rojos y con ello aumenta su resistencia física.

Pero no solo son los atletas participantes, cuando las ciudades que aspiran a ser seleccionadas como sede, ofrecen generosos regalos a los que van a designar la ubicación de unos Juegos.

sprinter-63157_640

En ello se ven implicados la inmensa mayoría de miembros del COI.

Por eso el código ético en el que se basó el barón de Coubertin se ha convertido, en la búsqueda de dinero y la satisfacción de ambiciones personales.

Nadie, nadie, puede negar que los Juegos Olímpicos mueven enormes sumas de dinero, originan grandes audiencias y lucrativos paquetes publicitarios que lo han convertido en un magnífico instrumento comercial.

Sirva de ejemplo las olimpiadas de 1988, nueve multinacionales pagaron al COI un total de 100 millones de dólares, en 1996, 400 millones,.una cadena de televisión americana pagó mas de 3.500 milones por los derechos desde 2000 a 2008.

Esto nos muestra que aunque tiempo atrás las Olimpiadas representaban el ideal de la excelencia humana, en la actualidad son principalmente una oportunidad de hacer dinero y que retrata  la codicia humana.

El barón Pierre de Coubertin creía que con la honradez del los juegos se eliminarían las rivalidades nacionales, pues estos promoverían gran respeto por los competidores prescindiendo de su raza, religión o sexo, y él pensaba que para conseguir un mundo mejor, se necesitaban mejores personas”.

sochi-2014-260801_640

Después de lo visto, tenemos que opinar que no.

Lamentablemente, y pese a sus nobles ideales, las Olimpiadas han puesto de manifiesto lo peor de muchas personas, una prueba más de la veracidad del profeta Jeremía en Jer. 10:23 cuan dijo… “no le corresponde al hombre ni siquiera dirigir su propio paso”.

Anuncios

8 comentarios en ““Citius, Altius, Fortius”

  1. Los juegos olímpicos son cada cuatro años, dentro de dos habrá mundial de fútbol, al cual se le puede aplicar el mismo escrito con ciertos matices. Pero ¿mientras tanto cómo mantenemos a los borregos entretenidos? Imagino que de la respuesta a esta pregunta se creó la Liga Profesional de Fútbol en cada país del planeta. El deporte, la competición, son cosas buenas que, como muchas otras, ha corrompido la avaricia del hombre.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Es el ser humano responsable de sus actos. Lo que pasa es que son los humanos poderosos los que deciden por los demás. Hoy en día el dinero es el único credo. Y es fuerte y vil, porque se usa para vilezas. Pero con ello no sólo se domina al pueblo, sino que también se le hace esclavo y partícipe. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que los juegos olímpicos de la antigüedad tienen mas de diecisiete siglos, quizá antes de Cristo.
    Utilizo los olímpicos para descubrir un poco más de los países participantes, conocer nuevos deportes y maravillarse de algunos valores como la constancia, pero como cualquier evento popular, es utilizado para generar dinero, se aplica una ley que está presente en todo lo que intenta ser noble: “Un hecho perfecto que intenta ser bueno para el humano no logra todo su objetivo por el simple hecho de que el hombre es imperfecto”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s