Que bueno que estoy!

Hoy me he vuelto a ver en el espejo del baño, hay quien se mira a diario, pero yo soy muy anárquico en eso y pasan decenios sin mirarme. Pero la cuestión es que hoy lo he hecho, y fijándome bien me he llevado una grata sorpresa, si, me he encontrado guapo, y no solo guapo, también apuesto, he caminado delante de el y lo hago bien caminando recto, no está mal, me he dicho, si, estás guay.

Tengo los ojos verdosos, algunas arrugas que me añaden un plus de clase, mucho pelo, casi todo blanco, en comparación con los que están calvos y una dentadura perfecta, eso si, me costó cuatromildoscientos euros, pero bueno es perfecta.

Tengo sesenta y tres años, me encuentro en la flor de la vida y no pienso en lo que me depare el futuro, sino en este bello presente.

chayanne-885227_640

Claro, sería normal que pensaras en que presumo de vanidad, pero no es tal.

Si he puesto esta introducción al escrito, es porque hoy la inmensa mayoría peca de todo lo contrario, de verse feos, bajos… o siempre les falta algo para ser feliz, y ese es el mayor error que se puede cometer.

Cada uno de nosotros somos únicos, estamos cargados de virtudes y algún que otro defecto, pero ocurre igual que cuando nos muestran una sabana blanca grande, y en una esquina hay una diminuta mancha, los ojos automáticamente se nos va a la mancha y no miramos la blancura y lo impoluto del resto.

“La belleza no viene marcada por como se es, sino más bien por, como se siente uno mismo.”

Y yo me declino por verme las cosas buenas y las que no son buenas yo las hago mejor, porque de nada vale amargarnos pensando en ser como “modelos aparentes” que nos encontramos en el devenir diario, solo vemos la fachada pero si lo conociéramos mejor, seguro que ya no nos gustaría tanto.

No estoy en contra de que en ocasiones sea bueno pasar por el taller, para arreglar cosas que se han averiado, por ejemplo yo pase por el dentista, pero de ahí a tener obsesión con ello va un mundo.

Hay mujeres y hombres que son sencillamente guapas y guapos en toda la extensión de la palabra, pero que se someten a arreglos y pierden toda su belleza y su identidad, porque el mundo solo acepta barbis y kents, y eso es un gran error.

marilyn-monroe-885229_640Cada uno es como es, diferentes pero extraordinarios, por eso es un error compararnos y querer ser como otros, es un craso error.

La grandeza de una persona no se mide por las medidas, ni por el color, ni por sus creencias, se mide por sus valores, por su honestidad, por su humildad, y por tener la cabeza bien amueblada.

Y estoy completamente seguro que en la variedad de los que leéreis esto, todos sois guapísimos/as, y me gustaría preguntarte…. ¿ Como te ves…?, espero tu respuesta.

Y que curioso, mientras estoy escribiendo, estoy escuchando a Serrat y dice…: A usted que corre tras el éxito, ejecutivo de película, hombre agresivo y enérgico, con ambiciones políticas, a usted que es un hombre práctico y reside en un piso céntrico, regalando flores de plástico y pendiente del teléfono, (…) ¿No le gustaría no ir mañana a trabajar, y no pedirle a nadie excusas, para jugar el juego que mejor juega y que más le gusta…?

Anuncios

19 comentarios en “Que bueno que estoy!

  1. Y cuidarse va de la mano con quererse y aceptarse… Yo comencé mi camino de auto-aceptación, enfocada en ello: Cuidarme para disfrutar la vida a lado de mi hija. Y poco a poquito, voy gustándome y queriéndome mucho, mucho más.

    Me gusta

  2. Amarse a uno mismo, es un reto complicado. Siempre está la conciencia, la impaciencia, la indolencia y hasta un poco de masoquismo. El otro día leía un artículo que afirmaba que el ordenador y la tableta envejecían, porque causaban arrugas en el cuello.Y pensé, pues ala, habrá quien a la vista del artículo deje de leer el periódico o se limite las horas para ser eternamente (sic) jóven y sin arrugas.
    Pero sí eso es imposible, pues eso, vaya pu….

    Me gusta

  3. Como dijo Sadire más arriba, yo veo lo bueno de las personas, es en lo que me fijo.
    En cuanto a mi… podría ver el vaso medio vacío, pero lo veo medio lleno, hace un año estuve en 2 ocasiones en el hospital, salí bien librada ¡viva! y al principio me dolía verme tan delgada, pero ahora, ya un poco recuperada, lo que veo es que tantos años que me pasé a dieta, sufriendo hambre por vanidad y ahora ¡estoy como quiero! estoy delgada, me veo bien, me gusto y no me sacrifico con la comida ¿qué más quiero? (aparte de salud, dinero y amor, claro).
    Saludos

    Me gusta

  4. Buen consejo. Yo tengo la facilidad de ver a todo el mundo estupendo. Incluso cuando otros me dicen: ¿te has fijado en margarita los quilos que se ha puesto? O, ¿viste lo calvo que se ha quedado Pepito?. Pues no, no me he fijado. Sin embargo con nosotros mismos es mas complicado no fijarse en la mancha de la sábana. Tendré que acostumbrarme en utilizar el filtro que uso para los demás cuando me miro al espejo. Saludos amigo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s