…pues anda que tu…

…te saca de quicio hacer cola en el supermercado…

…discutes a menudo con tus compañeros de trabajo…

…a veces no duermes por estar dándole vueltas a los disgustos del día…

…se te hace difícil perdonar a quienes te han ofendido…

…pierdes los estribos a menudo…

…sientes vergüenza o remordimiento tras un arrebato de ira…

                                                                           (Informacion de MentalHelp)

La humanidad está cada día más enferma, física, moral y socialmente.

El prejuicio racial, violencia, odios religiosos, corrupción política y de todo tipo, por situarnos en los males sociales, hacen que el planeta sea un lugar peligroso para vivir.

Por ejemplo, y para centrarnos en la violencia, en la agresividad, aunque es un componente emocional del ser humano, como el amor, la esperanza, la tristeza o el miedo, y es normal que todos nos enojemos en un momento puntual, porque si se mantiene bajo control, es posible manifestarla de forma equilibrada y productiva como cuando queremos superar algún obstáculo.

brutality-152819_640

Pero también tiene su lado oscuro, como cuando el enojo es habitual, frecuente y con más intensidad de lo normal.

Porque cuando tenemos problemas de agresividad no solo nos causamos problemas a nosotros mismos, sino también a todos aquellos que nos rodean.

Vemos a diario casos similares en todo el mundo que demuestran que cada vez hay más y más personas agresivas.

Y todos los días nos encontramos con detonantes que nos frustre, por lo general alguna injusticia, una supuesta ofensa o quizás una falta de respeto que incluso puede llegar a ser imaginaria pero pensamos que daña nuestra reputación o autoridad.

Y las causas pueden ser muchas y variadas, por el ejemplo que hemos vivido en nuestro hogar, el vivir en un continuo estrés por la masificación urbana, por los trabajos, por el congestionamiento del tráfico, por ese futuro económico sombrío que planea sobre nosotros y tantas y tantas cosas.

Muchas personas se sienten mal y luchan con barreras y prejuicios raciales que le limitan el acceso al mercado laboral, la educación, la vivienda y otras cosas necesarias para la vida.

stop-1290997_640

También influye el crecer de los jóvenes entre escenas violentas de la televisión, o de los videojuegos, donde la agresividad se presenta como una forma aceptable de reaccionar a los problemas, lo cual ha producido una generación insensible a la violencia.

Después de ver algunas cosas como estas dificultades, tensiones y angustias, es fácil entender por que genera tanta frustración entre la gente el simple hecho de realizar sus actividades cotidianas.

El impulso de responder con agresividad puede ser irresistible, pero recuerda la frase de Isaac Asimov…

“La violencia, la agresividad, es el último refugio del incompetente…”

Anuncios

14 comentarios en “…pues anda que tu…

  1. Estudios recientes demuestran de los jugadores de videojuegos son más pacíficos que los que no lo son. Aunque este tipo de estudios hay que cogerlos con pinzas en mi caso particular resultan una terapia muy efectiva para precisamente eso, descargar ira acumulada.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Coincido con Asimov, y por supuesto coincido también contigo. Pero la ira, aunque parezca increíble, como cada una de nuestras emociones, es necesaria para nuestro correcto desarrollo, la cuestión está en saber gestionarla. Es un problema a la orden del día, saber gestionar nuestras emociones. Tarea árdua a nivel educativo y emocional.
    Una entrada excelente.
    Saludos

    Me gusta

  3. Una cosa que me saca de mis casillas, es cuando suena el teléfono y nadie contesta. Según las malas lenguas, son empresas que automáticamente llaman a listados para saber a que hora están en casa, supongo que será para ofrecerte sus artículos o para otras cosas peores, pero yo siempre pienso bien…
    Bona nit.

    Le gusta a 1 persona

  4. Gran sabio, Asimov. Si es que solo con leer sus libros tu mundo crece y empiezas a ver la violencia menos necesaria. Hay poco tiempo y cariño para los niños, y ese es un problema muy grande. ¡gracias por tus palabras!

    Me gusta

  5. Genial el post, me encanta la última frase.
    Realmente las respuestas violentas como bien dices están enfocadas a los jóvenes,pero no creo que la culpa sea tanto de los videojuegos o de agentes externos, quizás sea por qué cada vez más familias trabajadoras son incapaces de hacerse cargo de la educación de sus hijos delegando en los centros educativos esa tarea, que, a su vez no deja de ser un trabajo para la gente que lo ejerce y habrá quien esté cualificado y sienta pasión y habrá para quien sea un sue CVldo fijo… De modo que confiamos la tarea de “padre o madre” a gente que no conocemos.
    También ha cambiado el concepto de violencia que tenemos y eso puede ser otra razón de que nos parezca que hay más violencia cada vez. Nuestra forma de entender la violencia es distinta, pero nuestros recursos para reaccionar ante una situación que nos produce agresividad o enfado no han cambiado o el cambio es más lento.
    Es algo complicado el tema de violencia, se supone que nuestras calles y nuestras vidas son más seguras ahora que hace 100 años, pero seguimos teniendo violencia desmedida y los ataques de ira son cada vez mayores. Parece algo contradictorio…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s