Chi-hua-hua

En mi nueva vida, estoy buscando una compañera que sea extrovertida y aun así se conforme con tenderse plácidamente en mis rodillas o a mi lado mientras leo. Una compañera que coma poco, precise poco espacio y no necesite que la saquen todos los días a hacer ejercicio. Entonces puede que me guste el chihuahua, la raza canina más pequeña que se conoce en el mundo. Con ese fin he sacado este informe.

Los chihuahuas son buenos perros guardianes, ya que ladran para dar la alarma. De hecho, son valientes: no se sienten intimidados en absoluto por perros más grandes.

Se caracterizan por tener cabeza redonda, ojos luminosos y separados, expresión vivaz y orejas tiesas que caen hacia los lados cuando el animal está en reposo. Existe la variedad de pelo corto y suave y la de pelo largo y sedoso. El color puede ser rojizo, pajizo, gris azulado o chocolate, así como uniforme, mezclado o con marcas. Una peculiaridad de los cachorros es la región blanda de la parte superior del cráneo, semejante a la de un bebé recién nacido.

dog-1043992_640

Aunque hay diversas teorías en cuanto a su origen como raza, al parecer desciende de unos perros pequeños llamados techichi que los toltecas criaban en el siglo IX E.C. en México. Existe respaldo para esta teoría en un monasterio de Huejotzingo construido por monjes franciscanos con piedras de las pirámides de Cholula, piedras en las que todavía pueden verse antiguos grabados de figuras que se parecen mucho a los chihuahuas de hoy en día.

Cuando los aztecas derrotaron a los toltecas, sus nobles eligieron a estos perritos, en especial los azulados, como objetos de veneración.

La difunta Thelma Gray, historiadora y toda una autoridad en esta raza canina, realizó una investigación que la llevó a creer que el perro que originalmente criaban los aztecas fue cruzado con una clase de terrier enano llevado por los conquistadores españoles, y de ahí provino el actual y todavía más pequeño chihuahua. Se le da ese nombre porque a mediados del siglo XIX, unos viajeros norteamericanos que fueron a México descubrieron esta raza en el estado de Chihuahua y llevaron algunos ejemplares a Estados Unidos. Por las mismas fechas más o menos, Carlota, esposa del emperador Maximiliano de México, contribuyó a la fama internacional de los chihuahuas introduciéndolos en Europa.

Los chihuahuas son ideales para las personas mayores, las discapacitadas, las que no pueden salir de su casa o las que viven en apartamentos. Les encanta el contacto humano y recibir mucha atención. Sin embargo, como son tan pequeños, se deben tomar precauciones ya que se les puede herir de gravedad o matar si alguien, sin querer, se sienta encima de ellos, los pisa o los abraza demasiado fuerte. Puesto que no tienen sentido de la altura, no se les debería dejar solos en superficies elevadas, tales como camas o sofás, pues fácilmente podrían saltar y romperse un hueso. Por eso no se recomiendan como mascotas para niños pequeños.

irish-wolfhound-85578_640

Sin embargo, el chihuahua es más fuerte de lo que uno se imagina. En realidad, su raza es una de las más longevas: suele vivir más de quince años. Es un perro enérgico y juguetón, aunque obtiene todo el ejercicio que necesita retozando con sus juguetes. Pero como quema calorías más deprisa que las razas más grandes y tiene un sistema digestivo minúsculo, es propenso a la hipoglucemia. Por lo tanto, necesita comer pequeñas cantidades, pero con frecuencia, y descansar mucho. Temblar es algo normal en esta raza. De hecho, tiembla cuando está eufórico, ansioso, molesto o asustado, no solo cuando tiene frío.

Es un perro leal, fácil de adiestrar, y le gusta complacer. De acuerdo con el libro A New Owner’s Guide to Chihuahuas, “si usted está dispuesto a asumir la responsabilidad de tener un chihuahua, comprobará que hay pocas razas que sean más versátiles, afables y adaptables”. Con razón muchos ven al diminuto chihuahua como un excelente compañero.

El chihuahua es la única raza miniatura “natural”, es decir, el único perro pequeño que no procede de ejemplares más grandes de la misma raza.

Anuncios

3 comentarios en “Chi-hua-hua

  1. Tengo una perrita Chihuahua y a pesar de que siempre sentí aversión por esa raza, cuando “Kira” llegó a mi casa no pude evitar adorarla y sentirme afortunada por tenerla. Estos perritos son tan simpáticos y saben como alegrarle el día a uno y casi adecuarse al variante humor que sus amos tienen. Contradiciendo lo que menciona sobre que es poco recomendable un Chihuahua para los niños pequeños, por mi experiencia, podría decir que es dependiendo del amo, pues mi hija juega con ella y son fantásticas amigas.

    Me gusta

  2. Personalmente, siento una especial predilección por los chihuahas o cualquier perro de raza pequeña (o cruzado, los míos son cruzados) que tenga rasgos similares a los suyos, como es el caso del ratonero o bodeguero. Cuando los veo, con ese andar que parece que se van a comer el mundo, siempre me provocan una sonrisa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s