¡Que emoción…!

LAS emociones suelen ejercer una enorme influencia en nuestra manera de pensar y actuar, al grado de convertirse en motor de nuestra conducta, sea buena o mala, y de llegar incluso a abrumarnos, en ocasiones incluso nos sumergen en situaciones en la que no vemos la salida.

No obstante, el proceso de madurar, de hacernos adultos responsables, implica aprender a refrenar las emociones. Hasta hay especialistas que consideran la capacidad de controlarse —así como la de tratar con la gente— más útil que la propia inteligencia.  Ahora bien, ¿por qué resulta tan complicado lograr este objetivo?

Aunque controlar los sentimientos es difícil para personas de toda edad y situación, suele serlo aún más para ti, que vas en camino a convertirte en adulto. Así lo reconoce Ruth Bell en su libro Cuerpos en cambio, vidas en cambio: “La mayoría de los adolescentes experimentan una mezcla de emociones a la vez, emociones bellas, locas y atemorizantes. Son muchas las personas que al mismo tiempo tienen sentimientos opuestos respecto a algo. […] En un momento sientes de una forma y al momento siguiente ya sientes de forma opuesta”.

La juventud y la inexperiencia van de la mano. Por eso, cuando afrontas un desafío o una situación desconocida, es natural que te sientas algo inseguro e incluso confundido.

people-1492052_640

Para no perder las riendas es esencial dominar los pensamientos, ya que el pesimismo puede dejarnos sin energías para hacer nada. Pero ¿cómo se aprende a adoptar una actitud optimista que te ayude a controlar los sentimientos?

Primero, niégate a darle vueltas a cualquier cuestión que te deprima o agrave tu inseguridad. Debemos centrarnos solo en las cosas que sean “de seria consideración” y “justas”, adoptando ideas positivas y dejando de lado las negativas. No es fácil, pero con empeño es posible.

No es de extrañar que cualquier adolescente, o cualquiera, se vea así en algún momento, y que por ello se sienta inseguro de sí mismo.

Es posible que tú también dudes de ti mismo cuando tengas que realizar una tarea nueva o que no conozcas bien. Tal vez pienses: “Jamás voy a conseguirlo”. Pero lograrás superar tus incertidumbres si te concentras en efectuar bien la labor, despides de la cabeza las ideas negativas, planteas preguntas y sigues las instrucciones que recibas.

Cuanta más habilidad adquieras, menos vacilaciones tendrás. No te obsesiones con tus deficiencias ni permitas que te paralicen y te disuadan de esforzarte por mejorar.  De igual modo, crecerá la confianza en ti mismo si reconoces tus puntos fuertes y te esfuerzas por superar los débiles.

Otro paso útil es fijarte metas alcanzables y aceptar tus limitaciones. No seas un juez implacable al compararte con los demás.

Otro desafío es apaciguarnos si nos invade la ira. Por supuesto, es normal sentirse enojado a veces.

Una vez más, es cuestión de disciplina mental. Cuando alguien te incomode, trata de entender la razón por la que actúa así. ¿Será porque pretende lastimarte, o porque es impulsivo y no se da cuenta? Si eres tolerante con los demás, reflejarás discernimiento y te será más fácil calmarte.

smilies-1520867_640

Si te rodeas de personas que procuran controlar sus emociones, te costará menos cultivar autodominio. Trata de conocer a algunos y fíjate en cómo lidian con sus conflictos. Quizás hasta te den “dirección diestra” para afrontar los tuyos.

Examina, además, la música y diversiones que eliges. Según The Harvard Mental Health Letter, “los espectáculos violentos […] fomentan sentimientos de ira y agresividad. […] Los participantes [en un estudio] que vieron películas violentas tuvieron más ideas agresivas y la tensión arterial les subió”. 

Como ves, es posible vigorizar nuestro interior a fin de ser capaces de aguantar cualquier situación, así lo afirmó Albert Einstein…“hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica, la voluntad”.

Anuncios

7 comentarios en “¡Que emoción…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s