Agradecimiento

“Querida Raquel:

Gracias por todo lo que has hecho por mí. Quizás no te hayas dado cuenta, pero tu compañía y tus bondadosas palabras me han animado muchísimo. Con cariño, Jennifer.”

¿Cómo se siente cuando alguien le sorprende con alguna muestra de gratitud? Seguramente muy bien, pues a todos nos gusta que se valore lo que hacemos.

Quienes tienen la costumbre de expresar su gratitud disfrutan de mejores relaciones personales. Lamentablemente, cada vez son menos las personas que expresan su agradecimiento.  Por lo tanto, debemos tener cuidado para no contagiarnos de esa actitud, pues podríamos volvernos indiferentes e insensibles.

Ahora bien, ¿cómo pueden los padres enseñar a sus hijos a ser agradecidos? ¿Quiénes merecen nuestra gratitud? ¿Y por qué debemos demostrarla aunque los demás no lo hagan?

Muchos padres trabajan duro para dar a sus hijos todo lo que necesitan, pero a veces sienten que ellos no lo valoran. ¿Qué pueden hacer para resolver este problema?

thanks-1209247_640

Denles el ejemplo. Con los niños no hay mejor maestro que el ejemplo. En efecto, cuando los hijos ven que sus padres se expresan agradecimiento, aprenden que la gratitud es una cualidad que caracteriza a las personas maduras, que hace feliz a quien la recibe y que fortalece los lazos familiares.

Edúquenlos. El agradecimiento es como una flor: para que crezca, hay que cultivarlo. Pero ¿cómo pueden los padres cultivar esta cualidad en sus hijos?

Cuando sus hijos reciben un regalo, ¿lo valoran realmente? ¿Se ponen a pensar en que se trata, en realidad, de una muestra de interés y generosidad por parte de la persona que les hizo el obsequio? Si les enseña a meditar en estas cosas, las gracias les nacerán del corazón.

Los buenos padres no permiten que sus hijos crean que se merecen las cosas que reciben y que los demás están obligados a dárselas. Incluso los niños más pequeños pueden aprender a ser agradecidos.

No se rindan. Los seres humanos somos egoístas por naturaleza, y por eso a veces se nos hace difícil demostrar agradecimiento. Sin embargo, muchos padres saben por experiencia que no es fácil ayudar a los hijos a vestirse de la nueva personalidad.

Puede que a veces dejemos de dar las gracias, no porque no sintamos agradecimiento, sino porque olvidamos expresarlo. Ahora bien, ¿cuánta importancia tiene expresar el agradecimiento? ¿No basta simplemente con sentirlo?

De modo que las expresiones sinceras de gratitud no son una simple cuestión de cortesía, sino también una muestra de amor.

thank-701985_640

Así pues, cabe la pregunta: “¿Cuándo fue la última vez que le di las gracias a alguien, sea un vecino, un compañero de trabajo o de escuela, un médico, un vendedor o cualquier otra persona que hizo algo por mí?”. Para ver si necesita mejorar en este aspecto, quizás quiera llevar la cuenta por un par de días de las veces en que demuestra su agradecimiento, sea con un simple “gracias” o de cualquier otra forma.

Es posible que las personas que nos rodean no sean agradecidas. ¿Por qué, entonces, debemos serlo nosotros? Tengo como mínimo una razón.

“Muchas veces, a lo largo de un mismo día, me doy cuenta que este blog y sus logros se han construido gracias a la presencia en la distancia de las personas que lo leen. También comprendo, con cuanta seriedad debo esforzarme para darles, en correspondencia, tanto como he recibido.”- Rafael-

Anuncios

16 comentarios en “Agradecimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s