El laberinto de la vida

Ríos de tinta han corrido hablando acerca de la felicidad, personas doctas han investigado donde se encuentra la verdadera felicidad, hay opiniones para todos los gustos, los que para uno es su dios, para otros no tiene la más mínima importancia.

Si personas estudiosas no han logrado todavía encontrar la piedra filosofal en este campo, mi opinión posiblemente no sea de mucho peso pero si mi experiencia en la vida.

Y mi experiencia en la vida me ha demostrado que tener el ojo sencillo ayuda mucho sino a ser feliz al menos a no ser infeliz.

El sistema mercantilista en el que vivimos tiene como objetivo exprimirnos hasta dejarnos secos y cuando nos ha dejado secos entonces se jacta de habernos convertido en verdaderos desgraciados.

Nos ofrece un sin fin de escaparates, con un letrero..“tú te lo mereces…”, y si alguna vez logras tener eso que te ofrece la vida, te das cuenta que sigues tan vacío como antes, solo te quedará el alto precio que pagas.download-1002802_640

Por eso mi conclusión, mi experiencia me ha demostrado, yo que he cometido los mismo errores que quizás lo que me estén leyendo, que la vida hay que beberla a pequeños sorbos porque sino es muy probable que se nos atragante.

Los dioses (entiéndase los deseos de las personas) no traen la felicidad y el vivir de una manera sencilla quizás nos ayude a vivir mejor.

Imagina, por poner un ejemplo, que consigues con todo tu esfuerzo un gran diamante de mucho valor, es precioso, único, y lo que consigues es sufrimiento, porque vas a vivir pendiente de que no te lo roben, y sufrirás también por si alguien al cogerlo te lo daña, ya nunca vivirás tranquilo, vivirás amargado.

Que bonito es tener solo dos zapatos y disfrutarlo, te ahorras una habitación vestidor.

Por esto creo que uno es feliz teniendo lo necesario, y disfrutarlo, y que este mundo te da la verdadera felicidad, eso son milongas, porque la mayoría de personas se han vuelto frías, distantes, y no miran nada sino conseguir su propio deseo al precio que sea, y eso es lo que este sistema da, nada, solo sufrir.

“Dentro de veinte años probablemente estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que suelta las amarras. Navega lejos del puerto. Atrapa los vientos favorables en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.”-Mark Twain.

Anuncios

3 comentarios en “El laberinto de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s