Ufff…!!!, que trabajo

Extraordinario si trabajas en lo que te gusta, si tienes un buen empleo bien remunerado, que te deje el suficiente tiempo libre, pero tristemente esto hoy día parece más una quimera que otra cosa, simplemente si tienes trabajo, te puedes dar con un canto en los dientes, solo ver estos ejemplos reales nos demuestran que hay el trabajo es un desafío.

Sus jefes lo apodaron “el increíble Alfredo”. Gracias a sus ideas innovadoras, la empresa se había ahorrado muchísimo dinero durante los seis años que llevaba trabajando allí. Así que cuando lo llamaron al despacho de uno de los directivos, lo que Alfredo esperaba era un aumento de sueldo o un ascenso. Pero al llegar, el directivo le dijo sin rodeos: “Tenemos que prescindir de sus servicios”.

grinder-1839741_640

Alfredo no se lo podía creer. “Me pagaban bien y me encantaba mi trabajo, pero en un instante todo se derrumbó”, comenta. Su esposa, Adela, también se quedó atónita cuando él le contó lo ocurrido. Ella recuerda así su reacción: “La noticia me dejó helada. ‘¿Y ahora qué vamos a hacer?’, pensé”.

Lo que le ocurrió a Alfredo es lo mismo que les ha sucedido a millones de personas por todo el mundo. No obstante, las frías estadísticas no reflejan el demoledor impacto emocional del desempleo. Veamos el caso de Raúl, un inmigrante peruano que fue despedido tras haber trabajado dieciocho años en un gran hotel de Nueva York. Estuvo buscando empleo, pero no encontró nada. Él explica: “Había mantenido a mi familia durante casi treinta años, pero de repente me sentí un fracasado”.

Lo que le ocurrió a Raúl ilustra un hecho que los desempleados conocen muy bien: que las tensiones causadas por la pérdida del empleo no son solo económicas. Por lo general, el problema ataca la propia dignidad de la persona. Rosa, cuyo esposo, Mateo, pasó más de tres años sin trabajo, lo expresa así: “Empecé a perder la autoestima. Si no tienes nada, la gente te trata como si no valieras nada, y no pasa mucho tiempo antes de que tú también te veas así”.

excavators-800996_640

Por si no bastara con el desgaste emocional, toda persona que ingresa en las filas de los desempleados se enfrenta además al reto de arreglárselas para vivir con menos. Como dice Alfredo: “Cuando teníamos dinero nunca nos planteamos reducir nuestro nivel de vida, pero al estar sin trabajo y seguir con los mismos gastos, nos vimos obligados a simplificar”.

Si usted está buscando trabajo, se enfrenta a la ansiedad que causa el desempleo y es probable que también deba arreglárselas con menos, sufrirás con la autoestima, y te sentirás como un deshecho social.

“El hombre que me da trabajo, al que tengo que sufrir, este hombre es mi dueño, llámelo como lo llame.”
Henry George (1839-1897) Economista inglés.

Anuncios

17 comentarios en “Ufff…!!!, que trabajo

  1. hola a todos , soy nuevo por aquí pero me gustaría dar mi opinión respecto al tema , pues bien yo solamente pude estudiar el graduado escolar pues en aquellos tiempos hace ahora 30 años mas o menos o eras un lumbreras y estudiabas una carrera o como suspendieras alguna asignatura ya sabias lo que te tocaba , y además lo veias con buenos ojos pues la familia necesitaba de ayuda económica y no estaban las cosas para ir a calentar la silla al colegio , también he de decir que en los pueblos salias de estudiar y al otro dia podias empezar a trabajar pues había trabajo , desde entonces he trabajado para empresas , he sido autónomo y he tenido empresa y ahora con 46 años he tenido que dejar todo y volver a trabajar en una empresa , decir que cuando tuve que cerrar mi empresa se me vino el mundo abajo , al igual me imagino que como tu comentas te paso al despedirte , pero no me rendi y empece a buscar trabajo por las empresas y al final consegui uno de operario en una fabrica , seguramente estare un año porque ya sabeis también como esta lo de la contratación pero después seguire buscando no me rendiré porque yo creo que hoy en dia hay poco trabajo pero luchando , buscando y no rindiéndote al final algo encuentras , también he de decir que tengo dos hijas y las dos estudiando para que cuando ellas terminen sus estudios y les toque luchar para buscar empleo tengan mas opciones que yo , aunque yo tengo una muy valida que es la experiencia.
    un saludo a todos

    Me gusta

    1. Tengo la sensación que has explicado un poquito mi vida en tu comentario, porque yo mi ilusión era estudiar, pero yo soy más viejo y en los años sesenta la economía no estaba muy saneada, por tanto como bien dices tocaba trabajar, y ahora a los sesenta y tres sigo trabajando, pero te diré que ni en un solo momento de mi vida he dejado de estudiar, porque es mi pasión, gracias por recordarme un poquito, un abrazo.

      Me gusta

      1. Ya veo que somos dos , yo no era un supertalento pero mas o menos sacaba unas notas decentes , cuando tome la decisión de cambiar los estudios por el trabajo pensé mas en mi familia que en mi mismo y desde entonces no ha pasado ni un solo dia que no me haya penado no estudiar , y también estoy ahora haciendo cursos constantemente , A mis hijas les digo que no dejen de estudiar que para buscar trabajo siempre tendrán tiempo y estando formadas y con teson al final encontraran , sin embargo nosotros solo nos queda el teson para buscar trabajo porque la formación por causas no nos llego en su dia y ahora no podemos dejar de trabajar para estudiar.
        este tema de contar un poco las vivencias de la vida es un buen tema .
        un saludo

        Le gusta a 1 persona

  2. Es horrible la época que nos está tocando vivir en estos momentos. Me asusta por mi, pero más aun por los que vienen detrás, nuestros hijos.
    Muchas gracias por leerme y seguirme, y por dejarme un comentario tan cariñoso. De verdad que lo agradezco. 😀

    Me gusta

  3. El desempleo puede llevar incluso a un cuadro depresivo severo. Y sí, hay una gran diferencia entre trabajar y ocupar nuestro tiempo y talentos en una actividad útil a la sociedad, que nos brinde satisfacción y sea también un medio de vida… Te dejo un fuerte abrazo! Y nos seguimos leyendo 🙂

    Me gusta

  4. Escribo poco, así que aprovecho para felicitarte por continuar con el blog, y dejo un fragmento del tema “Evaristo” de Extremoduro:
    “…Cuanto más, necesito para ser Dios, Dios, Dios, cuanto mas, necesito convencer…”
    Un saludo amigo

    Me gusta

  5. Es un drama absoluto, y lo has expuesto con gran claridad. ¿Qué somos, personas, o únicamente piezas de un sistema, de un mal sistema? Lo peor para mi está en que estamos forzados a participar del mismo, ya que estoy convencido de que cualquier persona tiene, o debería tener su lugar, su “modus vivendi” Es demoledor, y encima existen dificultades para generar tu propio empleo, o para algo tan elemental como para tener tu propia energía. Poder vivir se ha convertido en una lotería. Tener trabajo es para afortunados. Si esta es la propuesta, la única vía posible es la rebelión y la desobediencia generalizada, algo que por cierto, empieza a suceder.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s