¿Cuál es tu verdadero valor…?

Cuando te miras al espejo, ¿te gusta lo que ves?
¿Crees que tienes habilidades dignas de elogio?
¿Aguantas bien la presión de grupo?
¿Aceptas las críticas bien fundadas?
¿Soportas que otros hagan comentarios injustos sobre ti?
¿Sientes que los demás te quieren?
¿Cuidas tu salud?
¿Te alegras cuando a otros les va bien?
En general, ¿opinas que te salen bien las cosas?
Si contestaste no a varias de las preguntas anteriores, quizás tengas un poco baja la autoestima y eso te impida ver tus puntos fuertes. Este  escrito te ayudará a descubrir cuáles son.
La mayoría de los jóvenes se sienten inseguros en lo que tiene que ver con su aspecto y sus logros, y temen no estar a la altura de los demás. ¿Te pasa a ti lo mismo? En ese caso, no eres el único.

girl-1733357_640

● “Me desanima verme tantos defectos. No me perdono ni uno.”

● “No importa lo bien que te veas, siempre aparece alguien que se ve mejor.”

● “Me acomplejo mucho cuando estoy en grupo. Tengo miedo de quedar en ridículo.”

Si crees que estos comentarios te describen a ti, no te desesperes. Tu problema tiene solución.

En los momentos difíciles, un buen amigo es de gran ayuda. Tan solo saber que hay alguien que se preocupa por uno ya levanta el ánimo. Por eso, acércate a quienes tienen un efecto positivo en ti.

“Los amigos de verdad no dejan que te hundas.”

“A veces, para sentirme valorada me basta saber que alguien se preocupa sinceramente por mí.”

Advertencia: Asegúrate de que tus amigos te permitan ser tú mismo, sin que tengas que construir una fachada para que te acepten. Si te envuelves en actividades poco recomendables solo para caerles bien a los demás, lo único que conseguirás es sentirte rebajado y utilizado.

Ahora es tu turno. Escribe el nombre de un amigo que podría reforzar tu autoestima.
¿Qué tal si planeas hacer algo con esa persona? (No tiene por qué ser de tu misma edad.)

Cuando ayudas a otros, te ayudas a ti mismo. No se puede negar: uno se siente mucho mejor cuando ayuda a quien lo necesita.

Advertencia: No ayudes a alguien tan solo para conseguir algo a cambio. De nada te servirá ayudar si tus motivos son egoístas: por lo general, la gente detecta si estás fingiendo.

Ahora es tu turno. Piensa en una persona a la que hayas ayudado. ¿Quién era? ¿Cómo la ayudaste?
¿Cómo te sentiste después?
Ahora piensa en alguien más y anota cómo puedes ayudar
Sigue adelante a pesar de tus errores

girls-1563093_640

¿Qué quiere decir? No hay que darle muchas vueltas: la realidad es que eres imperfecto. Por eso, debes recordar que siempre habrá ocasiones en que dirás o harás algo que esté mal. Y aunque no puedas evitar cometer errores, sí puedes controlar cómo reaccionas a ellos.

“Muchas veces tenemos baja la autoestima porque comparamos nuestros puntos débiles con los puntos fuertes de otra persona.”

“Todos tenemos virtudes y defectos. Lo que debemos hacer es sentirnos satisfechos por nuestras virtudes y esforzarnos por superar nuestros defectos.”

Escribe la fecha de hoy al lado. Investiga cómo puedes mejorar en ese aspecto y comprueba tu progreso dentro de un mes.

¿Cuál es tu verdadero valor

Anuncios

6 comentarios en “¿Cuál es tu verdadero valor…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s