¡Hagan juego…!

“Los cerca de doscientos noventa mil jugadores habituales que hay en Australia generan pérdidas superiores a 3.000 millones de dólares al año. No solo es desastroso para ellos mismos, sino también para el millón y medio de personas que se ven directamente afectadas por su quiebra, divorcio, suicidio y desperdicio de tiempo en el empleo.”—J. Howard, primer ministro de Australia.

Antes se consideraba un mal moral y social, pero hoy día el juego es un pasatiempo socialmente admisible. Y puede que una de las razones del cambio de actitud es consecuencia directa de lo que quizá constituya la campaña propagandística financiada por el Estado, más costosa y larga de la historia. ¿Qué repercusiones ha tenido en algunas sociedades la promoción de los juegos de azar? Una epidemia de adictos al juego

gamers-round-1953419_640

Se calcula que la adicción patológica al juego, llamada ludopatía, pasa una factura de miles de millones de dólares al año a la sociedad estadounidense en concepto de pérdida de empleos, problemas de salud, subsidios de desempleo y programas de rehabilitación. Tal cantidad, sin embargo, no refleja en absoluto el sufrimiento que ocasiona el juego a familiares, amigos y compañeros de trabajo, como consecuencia de robos, desfalcos, suicidios, violencia doméstica y maltrato infantil. Un informe australiano indicó que cada jugador puede llegar a perjudicar directamente a diez personas. Hasta “el 50% de los cónyuges y el 10% de los hijos son víctimas de malos tratos por parte del ludópata”, según el Consejo Nacional de Investigación, de Estados Unidos.

Al igual que ciertas enfermedades, parece que la adicción al juego se transmite de una generación a otra. Los hijos de jugadores patológicos son más propensos a actividades consideradas delictivas, como fumar, beber y consumir drogas, además de correr un riesgo mayor de caer en la ludopatía. Asimismo los jugadores adolescentes tienen más probabilidades de convertirse en ludópatas que los adultos.

Aunque suele decirse que el juego ofrece una diversión inocente, para los adolescentes puede ser tan adictivo como cualquier otra droga ilegal y puede llevarlos a conductas delictivas.

Pese a todo lo expuesto, una influyente asociación de la industria de los juegos de azar justifica su labor promotora diciendo que la gran mayoría de los estadounidenses que disfrutan del juego no sufren problema alguno. Aun cuando pensemos que el juego no tiene ninguna repercusión negativa en nuestra economía o en nuestra salud, puede perjudicarnos si no somos íntegros.

Obsesión por el juego Interés excesivo por revivir experiencias pasadas de juego, planificar la próxima ocasión o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar.

Tolerancia Necesidad de apostar cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.

Síndrome de abstinencia Inquietud o irritabilidad cuando se intenta jugar menos o abandonar el juego por completo.

Válvula de escape Se recurre al juego para escapar de los problemas o para aliviar sentimientos de impotencia, culpa, ansiedad o depresión.

Intentos de recuperar el dinero Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo.

games-1363218_640

Engaño Se engaña a los familiares, terapeutas u otras personas con tal de ocultar el grado de implicación en el juego.

Pérdida del control Fracaso repetido de los esfuerzos por dejar, controlar o reducir el juego.

Conducta ilegal Se cometen actos ilegales, como fraudes, robos o desfalcos para mantener el vicio.

Se arriesgan relaciones importantes Se arriesgan o pierden relaciones interpersonales significativas, trabajos y oportunidades educativas o profesionales.

Se espera ayuda monetaria Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación económica causada por el juego.

Anuncios

4 comentarios en “¡Hagan juego…!

  1. Cierto, cierto. Pero no se mencionan los pros como, por ejemplo, el libro Jugador de Dostoievski. Y eso que Dosto existió años antes de todo el boom propagandístico de Las Vegas.
    Saludos

    Me gusta

  2. Muy buena entrada, felicidades !!
    Y ya es la pera lo de las apuestas online, publicitada por actores y deportistas conocidos, para que se asocie p.ej. deporte y apuestas, regalando un primer importe para comenzar. Habría que hablar sobre a que se llama salud pública.
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s