Engaño…

 ¿Qué ejemplos muestran que el engaño se ha infiltrado en casi todo aspecto de la vida diaria? b) ¿Por qué no debe sorprendernos que haya tanto engaño en el mundo?
“¿A cuántos de ustedes nunca les ha mentido un cliente?” Esta fue la pregunta que un profesor de Derecho planteó en cierta encuesta. Él mismo explica el resultado: “De miles de abogados, tan solo a uno nunca le había mentido ningún cliente”. ¿La razón? “El abogado había empezado a ejercer en un bufete importante y aún no había hablado con ningún cliente.” Esta experiencia pone de relieve una triste verdad: la mentira y el engaño son muy comunes en el mundo de hoy.

El engaño presenta muchas caras y se ha infiltrado en casi todo aspecto de la vida moderna. Las noticias rebosan de ejemplos: políticos que mienten sobre sus actos; contadores y abogados que exageran las ganancias de las empresas; anunciantes que embaucan a los consumidores, o demandantes que estafan a las compañías de seguros, por mencionar solo algunos. Y también está el engaño religioso. El clero extravía a las masas con doctrinas falsas como la inmortalidad del alma, el infierno y la Trinidad.

Pero todavía hay algo peor, engañarnos nosotros mismos.

silhouettes-141366_640

¿Cómo podemos estar en guardia para no engañarnos a nosotros mismos? Para empezar, debemos recordar que la conciencia humana no siempre es confiable.De modo que el simple hecho de que ciertas diversiones no perturben nuestra conciencia no garantiza que estén bien. Solo una conciencia saludable y debidamente educada constituye una guía segura.

Hay algunas sugerencias útiles que debemos recordar para no engañarnos a nosotros mismos. Un autoanálisis honrado puede abrirnos los ojos a la necesidad de hacer algunos cambios en nuestros caminos o criterios. En segundo lugar, escuchemos a otras personas. El autoexamen tiende a ser subjetivo, así que es prudente prestar atención a los comentarios objetivos de amigos maduros. Si resulta que amigos equilibrados y con experiencia consideran cuestionables algunas de nuestras decisiones o actos, cabría preguntarse: “¿Es posible que mi conciencia no esté bien educada o que el corazón me esté engañando?”. Además, alimentémonos asiduamente de cosas positivas De este modo armonizaremos nuestros pensamientos, actitudes y sentimientos.

Así llegaremos a ser honestos con nosotros mismos y con los demás.

“Cuando se MIENTE no sólo se esconde la VERDAD, también la COBARDÍA.”

Anuncios

4 comentarios en “Engaño…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s