Un respeto…

El respeto es un requisito  que contribuye a crear las circunstancias propicias para crear una situación amistosa entre las personas.

¿Por qué se retraen algunas personas de mostrar la clase de respeto que la razón aconseja? Puede ser que la cultura local dicte quién merece honra en función de su casta, color, sexo, salud, edad, posición social o bienes materiales.

La corrupción generalizada que existe entre los funcionarios públicos ha erosionado el respeto a la autoridad. En algunos países, la gente está muy insatisfecha con su suerte en la vida, y quizá trabaje largas horas tan solo para cubrir las necesidades esenciales. Numerosas personas viven rodeadas de individuos que no respetan a nadie. Los jóvenes se enfrentan a la presión de grupo que los incita a rebelarse contra maestros y otras autoridades que no son populares. Muchos de ellos se dejan llevar por la imagen presentada en la televisión de hijos que engañan a sus padres y los dominan. Se requiere esfuerzo para que tales conceptos carnales no menoscaben nuestra consideración por los demás. En cualquier caso, cuando respetamos la dignidad ajena, se fomenta un ambiente que facilita el intercambio de ideas.

Actitud respetuosa. Se espera que la persona que participa en una obra de carácter religioso vista y actúe de forma adecuada. La opinión sobre el decoro varía de un sitio a otro. En algunos lugares se considera de mala educación dirigirse a alguien sin quitarse el sombrero o saludarlo con una mano en el bolsillo, mientras que en otros quizá sea aceptable. Tenga en cuenta las costumbres locales a fin de no ofender a nadie, pues de ese modo evitará obstáculos y podrá comunicar las buenas nuevas con más eficacia.

handshake-442908_640

Lo mismo es aplicable a nuestra manera de dirigirnos a los demás, especialmente a los mayores. Por lo general se estima impertinente que los jóvenes llamen a los adultos por su nombre de pila, a menos que se les haya permitido hacerlo. En ciertas zonas ni siquiera está bien visto que los adultos se dirijan a los extraños por su nombre de pila. Por otra parte, en muchos idiomas se emplea una forma equivalente al pronombre español “usted”, o algún otro recurso, como muestra de respeto a las personas mayores o a las que ocupan puestos de autoridad.

Saludo respetuoso. En las comunidades más pequeñas se espera que no se pase por alto a aquellos a quienes se encuentra, sea por la calle o al entrar en una sala. Quizá únicamente se requiera un saludo breve, una sonrisa, un movimiento de cabeza o tan solo levantar las cejas. No hacerlo se considera una falta de respeto.

No obstante, algunas personas quizá sientan que las pasamos por alto aunque las saludemos. ¿Por qué? Porque tal vez les parezca que no se las trata con dignidad. Por ejemplo, no es raro que se catalogue a la gente en función de algún rasgo físico. Con frecuencia se evita a los discapacitados y a los enfermos.  ¿Sentiría usted que se le respeta si los demás siempre lo identificaran por sus defectos? ¿No le gustaría más que se le reconociera por sus muchas cualidades positivas?.

Estas dos últimas preguntas son muy importantes, porque aunque no es bueno seguir un formulismo, es vital que intentemos respetar a todas las personas por igual.

“La bondad es el principio del tacto, y el respeto por los otros es la primera condición para saber vivir.”
Henry F. Amiel (1821-1881) Escritor suizo.

Anuncios

9 comentarios en “Un respeto…

  1. Tienes razón y pido disculpas porque quizás esa frase no hace justicia, cuando la escribí, quería referirme a esa casta que tiene el poder y lo utiliza para su beneficio desfenestrando al de condición humilde y los hay en policias corruptos, en medicos, en todos los sectores, eso no quiere decir que sean todos, pero los hay. De todas formas Daniel me encanta tu corrección por que todos nos equivocamos y es bueno puntualizarlo y corregirlo. Gracias Daniel. Un abrazo.

    Me gusta

  2. La corrupción generalizada que existe entre los funcionarios públicos…

    Disculpa por mi irrupción aquí, pero me parece un poco injusto, por no decir muy poco respetuoso, hacer esa afirmación. ¿Estás seguro que hay una corrupción generalizada entre los funcionarios públicos? Recuerda que funcionarios públicos no son sólo los del celebérrimo “vuelva usted mañana”, de ventanilla, visera y manguitos, chupatintas de oficina o demás categorizaciones mentales con que queramos etiquetar al funcionario que trabaja en una administración. Funcionarios también son los médicos y demás personal al servicio de la administración sanitaria, encargados de cuidar nuestra salud; funcionarios son también los maestros y profesores y demás personal al servicio de la administración educativa, encargados de nuestra enseñanza y la de nuestros hijos; funcionarios son los policías y demás miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado encargados de nuestra seguridad; funcionarios son los bomberos y demás miembros de cuerpos de rescate que, a veces, nos salvan la vida y, otras, la pierden ellos intentándolo; funcionarios son los jueces y demás miembros de los cuerpos al servicio de la administración de justicia encargados de impartirla (aunque en muchas ocasiones sea tarde o mal)… ¿Estás seguro que todas estas personas (la generalidad, como tú tan categóricamente afirmas) son corruptos? No sé porqué, pero creo que el párrafo de tu entrada (magnífica, en lo demás) en el que está inserta esa frase desentona del resto, por lo menos no sigue su lógica, ya que no parece propio de aquí, sino importado de otro sitio.
    Un saludo cordial

    Me gusta

  3. Lo que yo opino sobre todo esto es que es necesario adoptar una actitud protocolaria estándar flexible a las distintas situaciones en las que nos encontremos. Aunque nunca me había planteado lo del respeto a la autoridad. Supongo que depende de eso mismo mencionado en el texto, el impacto que causa la misma en la persona. Aunque yo no le daría un respeto mayor del que le daría a cualquier otra persona porque al fin y al cabo se supone que esas personas no deberían tener un poder tan grande sobre el pueblo, ya que trabaja para él. Pero eso no son más que matices sobre mi ideología politica. Buen texto. ¡Un saludo !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s