Yo y mis circunstancias

¿Nos condicionan las circunstancias?

En estos tiempos críticos, abundan las situaciones angustiosas y las preocupaciones. Algunas dificultades tal vez sean transitorias, pero otras duran meses o incluso años. Debido a esto, muchas personas se sienten hundidas sin encontrar la salida.

¿Lo abruman los problemas? En tal caso, puede buscar consejo y consuelo. Examinando cómo reaccionamos ante las adversidades, aprenderemos lecciones prácticas que nos ayudarán a hacer frente a obstáculos similares hoy día.

No guardemos rencor ni sintamos amargura. ¿Albergamos rencor y amargura cuando sufrimos por alguna injusticia? Puede pasarle a cualquiera. Si permitimos que nuestras emociones nos dominen, las consecuencias tal vez nos perjudiquen más que la propia injusticia. Aunque tengamos poco o ningún dominio sobre las acciones de los demás, sí podemos controlar nuestras reacciones. Resulta más sencillo liberarse del resentimiento y la amargura si tenemos fe en que se arreglarán los asuntos a su debido tiempo.

hustle-and-bustle-1738072_640

Saquémosle el mejor partido a la situación. La segunda lección que aprendemos es que no debemos consentir que las circunstancias nos inmovilicen. Quizás nos preocupe tanto lo que no podemos hacer, que pasemos por alto lo que sí podemos hacer, y comiencen a dominarnos las circunstancias.

¿Tenemos que esforzarnos más para sacar el mejor partido de las circunstancias? Probablemente cueste trabajo conseguirlo, pero no es imposible.

Es posible que nosotros también nos enfrentemos a situaciones difíciles en las que nos sintamos tentados a cortar por lo sano para solucionarlas. Por ejemplo, ¿lo desanima no haber encontrado todavía un cónyuge apropiado?  ¿Está pasando su matrimonio por un mal momento?  ¿Le está costando sacar adelante a su familia debido a su situación económica? Así es, todos debemos esforzarnos por sacar el mejor partido de las circunstancias y concentrarnos en encontrar una salida apropiada. Hagámoslo convencidos de que podemos encontrar la solución perfecta.

“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos.” de Henry Ford

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s