Tres cosas hay en la vida

Aunque se vean ante el peligro de perder el empleo, la casa y hasta la pensión, muchas personas siguen obsesionadas con tener todo lo que el dinero puede comprar. ¡Qué ironía!

Esa actitud las convierte en blanco fácil de las atractivas campañas publicitarias que quieren convencernos de que necesitamos una casa más grande, un coche mejor o ropa de marca y en cantidad. ¿No tiene usted dinero? No importa, cárguelo a la tarjeta de crédito. Para muchos, lo importante es dar la apariencia de tener dinero aunque estén endeudados hasta el cuello.

Pero tarde o temprano chocan con la realidad. Comprar artículos lujosos a crédito para parecer y sentirse importante es como consumir droga para sentir euforia. Las dos cosas se consiguen fácilmente y producen el efecto deseado, pero solo por poco tiempo. A la larga, las dos dejan a la persona deprimida y sin un centavo.

money-1995440_640

La razón indica que jactarse de lo que uno tiene es absurdo. Y con razón, pues la obsesión por lo material distrae a las personas de las cosas que realmente tienen importancia en la vida, las cosas que el dinero no puede comprar. Veamos tres ejemplos.

LA FELICIDAD FAMILIAR

Una adolescente puede decir que su padre da demasiada importancia al trabajo y al dinero que gana. Tienen todo lo que necesitan y más, pero con tantos viajes de negocios, papá nunca está en casa. Tiene que trabajar, pero también debe dedicar tiempo a la familia. comenta

Pregúntese: ¿Qué podría lamentar con el tiempo este padre? ¿Qué efecto está teniendo en la relación con su hija el que le dé tanta importancia a lo material? ¿Qué cosas necesita su familia mucho más que el dinero?

Conclusión: El dinero no puede comprar la felicidad familiar. Esta solo se consigue dedicando tiempo a la familia y dándole el cariño y la atención que merece.

UN FUTURO REALMENTE SEGURO

“Mi mamá siempre me está diciendo que me case con un hombre rico y que, por si algo falla, aprenda una profesión para conseguir un buen empleo que me permita vivir bien el resto de mi vida. Parece que lo único que le preocupa es el dinero.”

Pregúntese: ¿Qué cosas le preocupan del futuro? ¿Son preocupaciones válidas, o más bien obsesiones? ¿Qué cambios debería hacer la madre en su manera de ver la seguridad económica?

Conclusión: El dinero no es la clave para tener un futuro seguro, pues se puede perder. Además, el dinero no puede impedir que uno enferme y muera.

euro-1907270_640

VERDADERA SATISFACCIÓN EN LA VIDA

“Mis padres me enseñaron a llevar una vida sencilla. Aunque por lo general solo teníamos lo básico, mi hermana gemela y yo crecimos felices.”

Pregúntese: ¿Por qué puede ser difícil sentirse satisfecho con lo necesario? ¿Qué ejemplo le está dando a su familia en lo que tiene que ver con el dinero?

Conclusión: El dinero y las cosas que este puede comprar no son lo más importante en la vida. Para hallar verdadera satisfacción en la vida, necesitamos conocer la respuesta a preguntas importantes.

Generalmente, las personas materialistas son menos felices y más propensas a deprimirse. Hasta el simple hecho de querer tener más dinero ocasiona problemas emocionales y también físicos, como dolor de garganta, de espalda y de cabeza. Además, esas personas tienden a tener mas vicios que otras. Todo apunta a que el afán por las riquezas hace que la gente se sienta desdichada.

“El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.”
Epicuro de Samos (341 AC-270 AC) Filósofo griego.

Anuncios

4 comentarios en “Tres cosas hay en la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s