Segunda opinión

LOS trastornos de salud, las enfermedades y las heridas son bien conocidos por la humanidad. Frente a estos enemigos del bienestar, son muchos los que buscan alivio en la medicina.

Las personas razonables procuran la mejor asistencia médica posible, tanto para ellos como para sus hijos. No obstante, piden al personal que atiende su salud que el tratamiento empleado armonice con sus convicciones razonables.

Debemos considerar nuestros pasos aun si nuestras opciones no están en total desacuerdo con la terapia a seguir. No todo tratamiento médico es útil. 

aid-1807541_640

Lo mismo ocurre, algunos tratamientos son inútiles y hasta fraudulentos, de modo que la falta de buen juicio podría exponernos a riesgos innecesarios. También hay que reconocer que el tratamiento que le sirve a una persona podría no servirle a otra, y tal vez hasta perjudicarla. A la hora de tomar una decisión médica, la persona prudente sopesará sus opciones con cuidado, en lugar de poner fe en toda palabra, aun cuando sean amigos bienintencionados quienes le ofrezcan los consejos. Manifestará buen juicio buscando datos confiables, de modo que pueda tomar una decisión informada.

Seamos realistas y razonables

No hay nada malo en preocuparse por la salud. Atender razonablemente nuestro bienestar físico refleja aprecio por el don de la vida. Las personas razonables procuran obtener tratamientos médicos adecuados, pero se esfuerzan por ser equilibrados en esas cuestiones. Por ejemplo, si una persona aceptablemente sana se obsesiona con su salud y su forma física, tal obsesión podría llevarla a olvidarse a perder la cuestión razonable de la salud.

Una mujer enferma estaba tan desesperada que había gastado todos sus recursos buscando que los médicos la ayudaran con su padecimiento crónico. ¿Con qué resultado? En lugar de curarse, empeoró, lo que de seguro le causó más frustración. La mujer hizo cuanto estuvo a su alcance por aliviarse, pero nada le dio resultado. Su experiencia pone de relieve los límites de la ciencia médica. Pero incluso hoy día, mucha gente se halla en la misma situación a pesar de los avances en el campo de la investigación médica y tecnológica. De modo que es importante ser realistas en cuanto a lo que la ciencia puede lograr: la salud perfecta es inalcanzable en el presente. Por consiguiente, debemos evaluar con equilibrio los tratamientos médicos.

dispensary-1527853_640

Hemos visto, pues, que sí importan los tratamientos que escogemos. Por esta razón, cuando debamos tomar una decisión médica, procuraremos que refleje tanto nuestro deseo de disfrutar de buena salud como el de conservar una buena relación con nosotros mismos.

Si lo hacemos así, continuaremos esperando con confianza el cumplimiento de curarnos plenamente de cualquier dolencia que estemos padeciendo.

“Los fallos de los cocineros se tapan con las salsas , los de los arquitectos con flores y los del médico… con tierra.” Anónimo

Anuncios

6 comentarios en “Segunda opinión

  1. Pero hay que reconocer por ambas partes, la del MEDICO y la del enfermo, que no existe NADIE que sepa todo, que no son todopoderosos. Como humanos que son tienen también sus límites.
    Pero considero que cuando tienes algo serio, no debes de marear la perdiz, sino decidirte por un profesional y una vez elegido, creo que será mejor para ti el primero, confiar plenamente en él. Y comentar todas las dudas que te vayan surgiendo.
    Si es de esos endiosados que creen que solo ellos pueden tratarte, y que cualquier pregunta, pone en duda su credibilidad, está claro, busca a otro profesional urgentemente.

    Me gusta

  2. Hay un gran componente sicológico en las enfermedades, el desamor, las tensiones y problemas económicos nos pueden bajar las defensas y abonar nuestro cuerpo para enfermedades.Debemos sanear nuestro corazón y así saneamos nuestro cuerpo.
    En caso de sufrir una enfermedad debemos buscar médicos serios y que nos den confianza

    Me gusta

    1. totalmente de acuerdo, yo creo sinceramente que un 60% lo constituyen factores psicológicos, y un 40 actúan las medicinas. A veces incluso pueden ganar los factores psicologicos, por que si estás negativo o no crees en tu propia curación, no hay medicina que valga.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s