Aunque no sea de caoba

Hace algo más de un año y aprovechando la visita de un agente de seguros, me convencí para hacerme una póliza de decesos, ya sabéis, con mi edad nunca se sabe cuando te da un “patatús”, y te quedas como esos muñecos de porcelana ya deteriorados o sea frío y con muy mala cara, claro a mi la verdad me da igual con la cara que me quede, pero claro es mejor dejarle solucionado los problemas para los que se quedan aquí.

Como el día que me muera tampoco voy a estar mucho por la labor pues con que me quemen o me entierren para mi es suficiente, pero como en este país te cuesta tanto todo, incluso morirte hay que dejarlo todo atado y bien atado.

Claro está que mirando ofertas, hace pocos días encontré uno que era bastante más barato y me di de alta, y como lo que me entre en el servicio me importa un bledo mientras me quiten de en medio es más que suficiente, así que opté por cambiarme de compañía y aquí es cuando surge la problemática, dos días intentando hablar con la compañía, bueno con las máquinas que te dicen de todo menos solucionarte el problema, ningún éxito.

Por pura casualidad encontré el teléfono del agente que en su día me contrató y le llamé, me aconsejó que me dirigiera a la oficina más cercana y allí me darían de baja.

Esta mañana me he dirigido bien tempranito y cuando he llegado había tanta gente que la cola salía del local, total que me he esperado por espacio más o menos de dos horas y eso a mi edad es entregar gran parte de tu vida, aún así he aguantado el tirón y cuando ya me ha tocado, me ha atendido la señorita en cuestión, solo una había atendiendo al público, los más de veinte empleados que deambulaban por la oficina estarían haciendo no se qué, pero ninguno atendía.

Cuando digo que me quiero dar de baja, me dice que antes tengo que rellenar un cuestionario para saber las causas por las que decido darme de baja, me niego en rotundo y le digo que como es un contrato bilateral, yo que formo parte de el he decidido rescindirlo, ni por esas, al final, harto y cansado digo, ¡QUE ME QUIERO DAR DE BAJA, COÑO…!!!.

Con una mirada asesina me saca un papel, lo rellena y me dice que firme…, por fin.

Firmé y al dirigirme a la puerta me dice…, “PERO QUE SEPA QUE LA COMPAÑÍA LE LLAMARÁ VARIAS VECES, NUESTRA ENTIDAD ESTÁ MUY INTERESADA EN SER LA QUE LE ENTIERRE…”

Odio ser grosero, pero me salió del alma, y levantando el dedo corazón le dije…VÁYASE A LA MIERDA SEÑORA.

Anuncios

12 comentarios en “Aunque no sea de caoba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s