Perdida de crédito

UNA niña patina sobre la pista de hielo. De repente resbala y cae, pero en unos pocos segundos ya está de nuevo en pie. Pasa un poco de vergüenza, pero no sufre ni un rasguño. Por otro lado, una anciana tropieza en su casa, se cae y se fractura la cadera. Tiene que operarse y pasar varios meses en rehabilitación. Ahora teme caerse más que nunca, así que no realiza ninguna actividad física; como consecuencia, su cuerpo se debilita.

En un país de Occidente, más de la tercera parte de los mayores de 65 años se caen una o más veces al año. Y a esa edad, las caídas son la principal causa de muerte por lesiones.

Pero aunque con los años vienen los achaques, usted puede tomar medidas prácticas para mejorar su seguridad personal y su calidad de vida. Por un lado, puede esforzarse por estar razonablemente fuerte y saludable. Y por otro, procurar hacer de su casa un lugar seguro.

roller-skating-390435_640

Con el paso de los años, la coordinación de movimientos, el sentido del equilibrio y hasta la vista se van deteriorando. A medida que los músculos y los huesos se debilitan, nos hacemos más frágiles. Pero los buenos hábitos alimentarios y el ejercicio físico pueden retrasar el deterioro. Nita, quien es fisioterapeuta, recomienda: “Es necesario hacer ejercicio para mejorar el equilibrio, la postura, la flexibilidad y la fuerza muscular”.

Una publicación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos comenta: “Sin importar su estado de salud o condición física, las personas mayores se sienten mucho mejor cuando se mantienen activas. Aun si les cuesta trabajo estar de pie o caminar, el ejercicio les será de provecho. Es más, en la mayoría de los casos, tienen más que perder si no se mueven”. Efectivamente, el ejercicio le ayudará a combatir las enfermedades del corazón, el dolor de las articulaciones, la osteoporosis y la depresión, entre otros males. Le mejorará la circulación, la digestión y el sueño, de modo que tendrá más confianza en sí mismo y más agudeza mental.

Desde luego, si no está acostumbrado al ejercicio físico, consulte primero con su médico. También debe hacerlo si siente mareos o dolor en el pecho al ejercitarse. De hecho, en ese caso, sería prudente llamar al servicio de emergencias. No reste importancia a estos síntomas. Además, es aconsejable ir al oculista una vez al año.

En cuanto a la nutrición, procure no consumir comidas que carezcan de vitaminas y minerales aunque sean fáciles de preparar. En particular las personas mayores necesitan alimentos ricos en vitamina D y calcio, lo que les ayudará a conservar la masa ósea o por lo menos retrasar su pérdida. Así que incluya en su dieta cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa, y frutas y verduras frescas. De todos modos, antes de efectuar cambios importantes, hable con su médico, quien quizás le indique una dieta apropiada o los alimentos que le conviene evitar en vista de su estado de salud.

elderly-1461424_640

Además, procure mantenerse bien hidratado. La deshidratación, que es frecuente entre las personas mayores —sobre todo si viven solas o en residencias de ancianos—, hace a las personas más propensas a sufrir caídas, aturdimiento, estreñimiento, pérdida de la elasticidad de la piel e infecciones, y hasta puede provocar la muerte.

Haga de su casa un lugar seguro

La mayoría de las caídas ocurren en el hogar; sin embargo, se puede reducir considerablemente el riesgo adoptando algunas medidas prácticas.

Anuncios

2 comentarios en “Perdida de crédito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s