Retirada = Victoria

“Mi novio me ha golpeado hoy por primera vez. Me ha pedido perdón, pero no sé qué hacer.” 

Según The Journal of the American Medical Association, “1 de cada 5 muchachas ha sufrido abusos físicos o sexuales a manos de su novio”. Una encuesta entre jóvenes alemanes de 17 a 20 años reveló que una cuarta parte de las chicas ha tenido contactos sexuales indeseados en los que hubo violencia física, acoso verbal, drogas o alcohol. De acuerdo con un sondeo estadounidense, el 40% de los adolescentes ha visto a sus compañeros “insultar cruelmente a sus novias”.

¿Eres una joven adulta que piensas casarte con alguien que te insulta, grita, menosprecia, empuja o abofetea?  Dicho maltrato se está generalizando a un ritmo preocupante.Aun así, no resulta fácil saber cómo actuar, pues tal vez sigas muy encariñada con tu novio a pesar de todo. O lo que es peor, quizá temas cómo va a reaccionar si criticas su conducta. En tal caso, ¿qué debes hacer?

En primer lugar, procura tranquilizarte y juzgar la situación con objetividad. ¿De verdad has sido víctima de abuso verbal? ¿Actuó tu novio con malicia, o tan solo habló “irreflexivamente”?  ¿Cuántas veces ha ocurrido? ¿Se trata de un error aislado que puedes pasar por alto, o tiene la costumbre de menospreciarte o insultarte?

Si te sientes confundida, expresa tus sentimientos, pero no a alguien de tu edad, sino a personas mayores que tú y con más experiencia. Tal vez podrías confiarte a tus padres o a una persona madura a fin de determinar si estás exagerando o si existe un problema grave.

chains-19176_640

Si no supone riesgos, dile con calma a tu novio cómo te hizo sentir su comportamiento. Explícale claramente lo que te ofendió y qué cosas no vas a tolerar. Ahora fíjate en su reacción. ¿Resta importancia a tus comentarios? ¿Te responde con mayor agresividad? Tal proceder es señal evidente de que no está dispuesto a cambiar.

¿Y si manifiesta humildad y arrepentimiento sincero? Entonces tal vez sea posible salvar la relación. ¡Pero ten cuidado! En estos casos el agresor suele escoger muy bien las palabras y dar la impresión de estar arrepentido, pero es posible que repita su ataque verbal en cuanto vuelva a sentirse provocado. Solo el tiempo dirá si es sincero. Una buena forma de mostrar que sus motivos son nobles sería pidiendo ayuda.

De cualquier modo, no olvides  que jamás hallarás a alguien perfecto. De hecho, todos los matrimonios pasan por cierto grado de problemas debido a la imperfección. Así pues, lo que debes determinar en definitiva es si podrás ser feliz a pesar de sus defectos, y la manera más segura de averiguarlo es permitir que pase el tiempo.

Ahora bien, otra cuestión es que tu novio, airado, use lenguaje vulgar, te amenace o incluso te empuje o abofetee. Semejante conducta revela una peligrosa falta de autodominio; la situación puede empeorar fácilmente y tornarse aún más violenta.

Así pues, aférrate a tu decisión y resiste cualquier intento que haga de jugar con tus sentimientos. Procura alejarte de él al máximo, tanto en sentido físico como emocional. No dejes que te convenza para reanudar la relación, aunque te lo ruegue o te amenace.  Lo mejor que puedes hacer por su bien es adoptar una postura firme contra el comportamiento que no sea correcto. Si quiere cambiar, que busque ayuda.

Sin embargo, hay quien piensa que el matrimonio solucionará el problema. Un investigador señala: “Tanto las mujeres como los hombres que se casan con personas agresivas por lo general descubren con sorpresa que la violencia no desaparece. Muchos creen en el mito de que una vez casados desaparecen todos los problemas. No se lo crean”. La realidad es que existe una gran probabilidad de que los malos tratos que comienzan en el noviazgo continúen en el matrimonio.

Ser objeto de abuso verbal o físico puede ser devastador.

“La violencia es el último refugio del incompetente”.-Isaac Asimov.

Anuncios

8 comentarios en “Retirada = Victoria

  1. Que peligroso eso de si muestra “arrepentimiento sincero”. No se puede permitir que se acuda a ningún tipo de violencia , sino es que no hay control al psicólogo guapo hasta que aprendas. Si se cruza la ralla una vez se cruzará otra en cuanto aparezca la excusa. Hay que romper inmediatamente la relación. Sin más y que practique con su psicólogo o psiquiatra hasta que se contole hasta entonces no será digno de tener ningún tipo de relación. Así de tajante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s