El valor de la escuela

Para motivarte en cualquier cosa que emprendas, debes ver su valor práctico.

¿QUÉ valor práctico tienen los estudios? Son un medio para adquirir sabiduría. ¿En qué sentido?  Imagínate que vas caminando por un vecindario peligroso. ¿Qué preferirías: estar solo o estar con un grupo de amigos que te ayudaran si fuera necesario? Pues bien, si recibes una buena educación, estarás acompañado en todo momento de “amigos” fuertes. Entre ellos figuran:

La capacidad de razonar. La educación te permite desarrollar el “sentido común” y “discernimiento”. Con estas facultades podrás resolver tus propios problemas en vez de esperar siempre que los demás te saquen de apuros.

Las habilidades sociales. Al relacionarte con tanta variedad de personas en la escuela, tienes una amplia oportunidad para dominar dichas habilidades, junto con otras como la tolerancia, el respeto y la empatía. Todas ellas te serán de gran utilidad en tu vida social de adulto.

Una preparación práctica. La escuela te enseña el valor de una sólida ética de trabajo, la cual te ayudará a encontrar un empleo y conservarlo. Además, la escuela desarrolla tu capacidad para analizar mejor el mundo que te rodea, la clase de persona que eres y lo que crees. Solo con convicciones firmes podrás defender tus ideas, siempre con respeto.

Conclusión: Puesto que necesitas recibir una educación, ¿qué sentido tiene que les des vueltas y más vueltas a las cosas que te desagradan de la escuela? Es mejor que te motives pensando en los beneficios antes mencionados. Quizás hasta se te ocurran otros más.

gambia-1880005_640

¿Por qué no comienzas desde ahora? Piensa en cuál es tu motivación principal para estudiar.

Los buenos profesores no se olvidan
“En la secundaria tuve un profesor de economía que podría haber trabajado para una entidad financiera pero prefirió dar clases en nuestra escuela, en un barrio pobre donde a casi ningún muchacho le interesaba esa materia. Él nos enseñaba con sencillez y sentido del humor, y nos hacía ver lo práctico que podía ser para nosotros lo que aprendíamos. Incluso llamó una vez a mi madre para contarle que me había quedado muy bien una composición. Cuando le preguntaban por qué enseñaba en nuestra escuela, respondía que era el mejor trabajo que había tenido. Él nos entendía, se preocupaba por nosotros y nos elogiaba. Es el mejor profesor que he tenido.”

Anuncios

8 comentarios en “El valor de la escuela

  1. Este era mi ideal, y esto traté de hacer toda mi vida laboral. Pero el sistema me jodió la vida. “Enseñas demasiado, el contenido (inspeccion, díjome un día),no importa el contenido, rebaja los niveles” (a bajo cero, se entiende…. Porque niveles tengo para parar un tren, desde el que no sabe que la eme con la a = ma hasta el que, harto de tanta estultícia, lee por libre sobre física cuántica, pasando por pis (planes individualizados), pequspeis (planes para los ni-nis que no aprobaron ni primero de primaria) actividades activas , de movimiento, raperas, lo que sea “Jo, seño. no me da la puta gana.”(alumnos rebotados) y ni que bailes por soleares tratando de enseñar lo básico a ritmo de cante rapero, o que a prendran a pensar (una mamá indignada quejóseme de eso precisamente, que habiéndole dado a su nene elementos para ello, se me ocurriese la peregrina idea de asimilarlo, sacar sus propias conclusions y aprender a expresarlas con sentido crítico en vez de darle una respuesta masticada a sus tiernos dieciséis añitos. Cómo oso pedirle que piense por sí mismo?) Dicho lo dicho, estoy por tirar la toalla.

    Me gusta

  2. Estudiar es tan necesario como el comer.
    Esos que tienen a gala lo de la “universidad de la calle” me dan un montón de pena. Aunque si nos fijamos bien en sus escritos se ve a la legua que no fueron a ninguna escuela.
    Siempre habrá que mejorar la educación. Pero mientras haya algunos gobernantes que gastan los recursos que el gobierno da para ello en “limpiar su imagen en las redes sociales” no llegaremos a ningún sitio.

    Saludos

    Me gusta

  3. Discrepo totalmente, creo que hablas de lo que la escuela debería ser, no lo que actualmente es. La escuela crea gente para trabajar en este sistema, bastante exclavo. No es democrática, porque es obligatoria, entre otras cosas, ni crea seres libres, ni permisivos … Crea gente con miedo, otra cosa no interesa al sistema. Lo que sucede es que, de momento, no tenemos nada mejor para dejar a las los niñoas, mientras sus adultos trabajan con horarios interminables y sueldos escasos. Una escuela que hay que aprenderse todavía, las cosas de memoria y con poco razonamiento ya desde muy pequeño,s les ponen a hacer fichas como si estuvieran en una fábrica. En fin, en España nuestra escuela, es bastante pésima, aunque como siempre existe alguna excepción.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s