Expresar el dolor

En su libro Los niños y la muerte, la doctora Elisabeth Kübler-Ross explica: “Muchos, muchísimos adultos padecen por no haber sanado sus heridas de la infancia. Los niños deben tener la posibilidad de expresar su dolor sin que los tilden de llorones o de gallinas, ni les digan eso tan ridículo de que los hombres no lloran”.

Tal planteamiento contrasta con la filosofía, dominante en algunos lugares, de no dejarse traicionar por los sentimientos.

Ilustran dicho contraste las declaraciones de Robert Gallagher, administrador de una funeraria de Nueva York entrevistado por ¡Despertad! Se le preguntó si notaba alguna diferencia entre la reacción ante el dolor de los nacidos en Estados Unidos y la de los inmigrantes procedentes de países latinos.

“Por supuesto que sí. Cuando me inicié en esta profesión, allá en los años cincuenta, había muchas familias italianas de primera generación en la zona. Eran muy emotivas. Ahora que tratamos con sus hijos y sus nietos en los funerales, vemos que se ha perdido mucho de aquel sentimiento. No exteriorizan tanto sus emociones.”

woman-1246587_640

Por supuesto, cada cultura es diferente. Por ejemplo, en numerosos sitios de Nigeria, a pesar de que las familias suelen tener muchos hijos y de que la muerte los visita con frecuencia debido a diversas enfermedades, hay una abierta manifestación de dolor cuando muere un niño, sobre todo si se trata del primer hijo y aún más si es varón. La diferencia es que en Nigeria el lamento es intenso, pero breve. No dura meses ni años”.

En los países mediterráneos y latinoamericanos, la gente se ha criado en un ambiente donde se considera normal la expresión espontánea de los sentimientos, en donde el júbilo y la tristeza se dejan ver públicamente. El saludo no se limita a un simple apretón de manos, sino que incluye un afectuoso abrazo. Así mismo, por lo común, el pesar se expresa abiertamente con llantos y lamentos.

La escritora Katherine Fair Donnelly dice que el padre doliente “sufre no solo el impacto psicológico de la pérdida del hijo, sino también el temor a perder su identidad masculina si manifiesta su dolor en público”. Sin embargo, la autora afirma que “la pérdida de un hijo trasciende la barrera de las normas sobre comportamiento emocional. La sincera emoción visceral de limpiar el alma con lágrimas de pesar es semejante a abrir una herida para secar la infección”.

Así pues, vemos que en algunos lugares es más común exteriorizar la pena que en otros. Pero no debe tomarse como señal de debilidad acongojarse y llorar.

Anuncios

13 comentarios en “Expresar el dolor

  1. Muy acertado. Siempre he sido bastante llorona. Me emocionan mis propias emociones, pero también las de los demás. Cuando son auténticas. ¿Empatía? Yo creo que si estamos en contacto con nuestras emociones y las reconocemos (incluso las “malas”) somos más humanos y conectamos con las del otro. Un cálido abrazo emocional!

    Me gusta

  2. Todavía no entiendo como no se supera esto de los roles de géneros asociados a formas de expresarse. Claro que a veces depende de la persona, pero pienso que deberíamos haber mejorado esto hace mucho tiempo. La gente de todas formas se expresa de formas diferentes, con las palabras, con las acciones, con gestos… es algo muy personal, aunque como dijiste, limitado un poco por las influencias culturales. Interesante artículo! Saludos~

    Me gusta

  3. Es necesario expresar las emociones reprimidas, muchas veces la respuesta mas noble hacia una tragedia es darse al llanto. Quienes se limitan de expresar sus emociones se pierden de la elevación encontrada en el catarsis.

    Me gusta

  4. Interesante. Una estructura depresiva se genera en los primeros años de vida. El psicoanálisis dice que, si el padre o madre no permite al niño expresar sus sentimientos, como tristeza, éste sentira culpa al pensar que “algo dentro de él tiene que estar mal, por sentir eso, que sus padres le dijeron que no debía de sentir”. Así, de adulto, un sentimiento de culpabilidad meramente inconsciente sobreparasá al adulto generando depresión al no saber cómo expresar sus sentimientos, además del mismo sentimiento de vacío. Es algo aún más complejo, por supuesto. No queremos echar la culpa a los padres, pero tienen gran influencia en ellos. Muy interesante, saludos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s