UTOPIA BEACH HOUSE

Hay cosas que nunca entenderé, nunca sabré las razones por las que una mamá lleva a su hijo al colegio, a una manzana de distancia en un 4X4, con siete mil caballos o el porqué cuando llegas al supermercado y te encuentras con un vecino, te saluda diciéndote… “hombre Rafael, ¿que haces por aquí…?,” y yo pienso, no hay que ser muy listo para concluir que he venido a comprar, coño!

dav
Las chicas de oro

Tampoco no entiendo en la pomposidad en la que están inmersos los hoteles, que cada día los hacen más lujosos e inentedibles, porque si vas a un hotel, por ejemplo aquí en Sitges, a pasar unos días de vacaciones, lo que buscas es encontrarte a gusto, pero ellos se empeñan en todo lo contrario, con esas vidrieras ahumadas que dan miedo, esos pasillos enmoquetados hasta los dientes,  místicos, que las luces tenues que se te van encendiendo a medida que pasas, sin lograr ver el final de el, más parece ese túnel con una luz blanca al final que a veces relatan los que medio se mueren.

Con una tarjeta para abrir la habitación que no te acepta ninguna postura hasta la última, con esa habitación impertérrita que te da miedo tocarla, con esa cama, sin la más mínima arruga que parece de cera, que te invitan a adorarla más que a utilizarla, y no digo nada del baño, ¡cómo te vas a poner a cagar en un sitio tan limpio!, mejor te aguantas y vas al bar de la esquina.

hdr
El profesor Mauro

Más que unas vacaciones, se convierte en una tortura de la cual solo despiertas cuando ves la factura, y la guardamos para acordarnos bien de la dirección y no volver por error, para no “estrellarnos”.

En las antípodas de esto, hay un lugar como Dios manda, donde se va a disfrutar a pasarlo bien, y que os invito a que lo visitéis en internet, es el UTIPIA BEACH HOUSE, es la polla, os lo recomiendo.

Esta nave, que navega en la dirección correcta, la capitanea Natalia que con su buen hacer y su buen criterio hace que todo funcione a la perfección, ayudada por sus dos hermanos Miguello y Guillem, su profesionalidad se puede vislumbrar desde las costa de Garraf, con un bar donde Laia, Niguel, Cristhian y Pablo, ayudados por la ínclita Elen, te harán sentir cómodo y relajado, el profesor Mauro te hará deleitar con su música de cantautor todas las tardes en esa terraza de césped que te refresca y te apetece.

hdr
Bar

Susana, Paula y María José, se encargan de que todo esté impoluto, que la limpieza sea la bandera de su trabajo, siempre intentando hacer mejor la estancia.

En mantenimiento, Alejo y Estanis enderezan lo torcido.

Todos ellos forman un equipo familiar que su única preocupación es que tu seas uno más de esta familia y que nunca olvides esas vacaciones, por eso te lo recomiendo, si, ven al Utopia, ¡ah!, y no traigas mucho dinero, no es necesario, si así lo decides, Anaiulia en recepción te dará la mejor de las bienvenidas.

Y continuo pensando como decía mi abuela…”te quiero más que a una alpargatas viejas”

Rafael Hurtado

Anuncios

Un comentario en “UTOPIA BEACH HOUSE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s