Oferta y demanda

Vaya por delante mis disculpas por no contestar a vuestros excelentes comentarios, pero creerme, no me queda tiempo para casi nada y espero que cuando pase el verano os pueda atender como merecéis, pero estos días el taxi me ocupa muchísimas horas y hay que aprovechar para el invierno.

Y en esto del taxi, ya me lo  dijo Sadire, hay historias para llenar un aeropuerto. Permitirme que os cuente lo que ocurrió la noche de San Juan.

El último tren hacia Barcelona salió a las 22:30, y ya hasta la mañana siguiente no había ningún tipo de transporte y yo estaba haciendo parada en la estación de tren de Sitges, y es raro porque había tanto trabajo que apenas parábamos, pero en ese momento se paró un poco el trabajo, en total éramos cinco vehículos esperando, cuando dos parejas se me acercan ya que yo tenía el primer lugar, ellos, los chicos eran ingleses y ellas latinas, pero esto es lo de menos, uno de ellos me preguntó cuanto valía hasta Barcelona, yo le dije que el servicio se rejía por taxímetro y que a la plaza de España de Barcelona salían sobre unos 75 €, mas o menos.

taxis-470245_640

En esto se me acercó una de las chicas y me ofreció 60 € por llevarles, yo le dije que no, que la ley en España se rije por el taxímetro homologado por la Delegación de transportes, pues bien, muy enfadada me dijo que aprendiera de su país que allí se mueven a través de la oferta y la demanda, yo  le dije que lo respeto pero en España no es así, a lo que me dijo, que ahora no se montaría conmigo ni por sesenta y que era un estúpido tonto y se fue hacia otro de los taxis esperando, allí mantuvo la misma batalla con el mismo resultado.

Fue coche tras coche queriendo imponer su forma de contratar un taxi, sin éxito alguno, incluso algún compañero lo comentó por la emisora interna.

Pues bien, yo salí ha hacer otros servicios y fue  pasando el tiempo y seguían allí sentados en los escalones de la estación.

Entonces llegó Diego, un chico colombiano, de Barranquilla concretamente, con muchos años en el taxi de Sitges, y que había escuchado lo que ocurría por la emisora.

Al llegar, enseguida se le acercaron a el.

-¡Hola buenas noches, queríamos ir a Barcelona…!

-Si, claro…-

-… pero queríamos  negociar el precio…-

-Por supuesto… ¿cuanto me ofrecen…?-

60 €…-

-No…, por menos de 120 €, no les llevo.-

-Pero oiga, si sus compañeros nos llevan por 75 €, eso es quererse aprovechar…-

-Mire, ustedes no tienen otro medio ahora, ningún taxi les va a llevar por que les ha insultado…, entonces lo que aplico es la ley de la oferta y la demanda.

Lo que después ocurriera no tiene la menor importancia, simplemente deberíamos respetar a los demás y sobre todo las reglas del país donde estamos, nos gusten o no es lo que hay, y no pensar que ser “espabilado nivel Dios, no quiere decir inteligente.”

 

Anuncios

3 comentarios en “Oferta y demanda

  1. Deberiamos respetarnos, primero, entre nosotros…que no hacemos!!
    Cómo vamos a pedir que los demás respeten nuestras normas, que sería lo mínimo exigible para vivir aqui!!
    Pero si eso se dice… uffff te crucifican!! Eres de todo !! Aunque sea lo que piensa la mayoría de la gente, pero…

    Buenas noches!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s