Nuestra preocupación

Nos debería preocupar que… Sequías, huracanes, hambre, pobreza y destrucción: estas son algunas de las terribles consecuencias que el calentamiento global provoca en nuestro planeta. Y en nuestra mano está participar activamente para frenar sus efectos si queremos que las siguientes generaciones hereden un mundo tal y como lo conocemos hoy.

Nos debería preocupar que más de 100.000 personas se mueren de hambre. Millones no saben qué (o si) comerán mañana. Es Sudán del Sur, un país devastado por la necesidad y la violencia (o al revés). Y mientras tanto, algunos generales y altos cargos, que dirigen lo que una comisión de Naciones Unidas ha calificado de “depuración étnica” organizada, se forran.

Nos debería preocupar que el mundo está iniciando su etapa más peligrosa desde hace décadas. El marcado incremento de las guerras en los últimos años está desbordando nuestra capacidad de afrontar las consecuencias. Desde la crisis mundial de los refugiados hasta la extensión del terrorismo, nuestro fracaso colectivo a la hora de resolver conflictos está engendrando nuevas amenazas y emergencias. Incluso en sociedades pacíficas, la política del miedo está provocando una polarización y una demagogia muy peligrosas.

abstract-1866971_640

Nos debería preocupar que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco abrió, unos días antes de abandonar el juzgado del caso Púnica, una investigación para averiguar el paradero de los contratos originales que la empresa pública madrileña del suelo Arpegio celebró en 2006 con la mercantil Desarrollos Urbanísticos S.A. (DUSA), y que han desaparecido de los archivos de la sociedad pública. El juez y la Fiscalía Anticorrupción sospechan que los contratos con esta mercantil —clave en los presuntos amaños del Plan Prisma de inversiones de la Comunidad de Madrid con los que supuestamente se lucró el exconsejero Francisco Granados— han pasado por las manos de alguien en el Gobierno regional. El juez que lleva actualmente el caso, Manuel García-Castellón, ha mantenido esa línea de investigación.

Pero, seamos honrados por una vez, lo que realmente nos preocupa es… ¡¡¡QUIÉN SABE CUANDO COÑO SALE EL IPHONE 8…!!!

Anuncios

4 comentarios en “Nuestra preocupación

  1. Yo más bien diría que es una cuestión de percepción. Estoy, generalmente, de acuerdo con todo lo que has expuesto, por supuesto, faltaría más. Sin embargo, discrepo en cuanto a la generalización de todos los asuntos expuestos cómo si fuesen todos de una misma urgencia en resolver. Si bien la corupción política que plaga España desde hace tiempo (lo que pasa es que cuando “España iba bien”, a quién coño le importaba?!) es un asunto importante y que nos afecta en el día a día, empezando por lo económico pero no solo limitado a eso, el calentamiento global es un asunto mucho más grave. O la falta de solidaridad con los países tercermundistas más allá de comprar tarjetas navideñas de UNICEF y alguna donación veraniega a Cruz Roja en esas campañas que hacen por los centro comerciales. Y claro, puedo enredarme hasta el infinito y decir que son problemas distintos entre sí, y cuya soluciones requieren también medidas distinas según el asunto a tratar. Bien, mirándolo así por encima, se podría decir que sí. Pero la verdad es que no. El problema base, la razón por la cual en pleno siglo XXI todavía tenemos que remar contra una masa bastante consistente de personas que niegan el cambio climático, la eficacia de las vacunas, la ineficacia de la agricultura intensiva e incluso la falta de ética empieza y acaba en la educación. Mientras los libros de texto cambiarán cada vez que el partido político del color que sea se arrima al poder y se use el aúla con fines dogmáticos y/o propagandísticos seguirá pasando más de lo mismo; más ignorancia, más abandono escolar, más homeopatía, más terraplanistas. Y por supuesto, lo importante no será que nos roben sino que nos roben los nuestros, siendo los nuestros esos a los que hayamos votado, irrelevante a estas alturas si de un color u otro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s