Calorcito…

El calentamiento global ha sido calificado como la mayor amenaza para la humanidad. A los expertos les inquieta “la posibilidad de que hayamos iniciado un lento pero implacable alud de cambios”, dice la revista Science. Por otro lado, hay quienes cuestionan esta afirmación. Aunque reconocen que la Tierra se está calentando, no están seguros de las causas ni de las consecuencias. Admiten que las actividades humanas pueden ser un factor, pero no que sea necesariamente el principal. ¿Por qué la diferencia de opiniones?

Para empezar, los procesos físicos que intervienen en los sistemas climáticos son complejos y no se comprenden del todo. Además, es común que los grupos de interés interpreten tendenciosamente los datos científicos, como los que se usan para explicar el ascenso de las temperaturas.

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, dependiente de la ONU, deja claro que el calentamiento global es “inequívoco” y que “muy probablemente” se debe a la acción del hombre. Quienes cuestionan dicha opinión, sobre todo en lo referente al factor humano, admiten que el calentamiento de las ciudades se debe a su crecimiento; además, el concreto y el acero absorben con facilidad el calor y tardan en liberarlo por la noche. Sin embargo, argumentan que las mediciones de temperatura en las zonas urbanas no reflejan la realidad de las zonas rurales y pueden distorsionar las estadísticas mundiales.

solar-flare-601031_640

Una de las causas a las que se atribuyen tales cambios es la intensificación del efecto invernadero, fenómeno natural esencial para el sostén de los seres vivos. Nuestro planeta absorbe el 70% de la energía solar que llega hasta él, con la cual se calientan el aire, el suelo y el mar; de no ser por este mecanismo, la temperatura media en la superficie rondaría los 18 °C bajo cero (0 °F). Luego, la Tierra se desprende del calor absorbido liberándolo hacia el espacio en forma de radiación infrarroja, lo que evita el recalentamiento. Pero cuando los contaminantes alteran la composición de la atmósfera, escapa menos calor y se elevan las temperaturas.

Entre los gases que contribuyen al efecto invernadero figuran el dióxido de carbono, el óxido nitroso y el metano, así como el vapor de agua. La concentración de estos gases en la atmósfera se ha incrementado significativamente en los últimos doscientos cincuenta años con la revolución industrial y con el aumento en el consumo de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo. A estos factores se añade la creciente población de animales de granja, que en el proceso de digestión liberan metano y óxido nitroso. Algunos especialistas mencionan otras causas del calentamiento que, según ellos, son anteriores a la interferencia humana en el clima.

O sea, que nos quedan dos telediarios…

Anuncios

3 comentarios en “Calorcito…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s