El espíritu de la ley

La ley es una norma jurídica dictada por el legislador, es decir, un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia cuyo incumplimiento conlleva a una sanción.1​ Según el jurista panameño César Quintero, en su libro Derecho Constitucional, la ley es una «norma dictada por una autoridad pública que a todos ordena, prohíbe o permite, y a la cual todos deben obediencia». Por otro lado, el jurista venezolano, nacionalizado chileno, Andrés Bello definió a la ley, en el artículo 1º del Código Civil de Chile como «Una declaración de la voluntad soberana, que manifestada en la forma prescrita por la Constitución, manda, prohíbe o permite».

Las leyes son delimitadoras del libre albedrío de las personas dentro de la sociedad. Se puede decir que la ley es el control externo que existe para la conducta humana, en pocas palabras, las normas que rigen nuestra conducta social. Constituye una de las fuentes del derecho, actualmente considerada como la principal, que para ser expedida, requiere de autoridad competente, es decir, el órgano legislador. (Wikipedia)

¿Cuántas veces te ha parecido que una decisión ya sea jurídica o social, no ha sido justa…?

Seguro que cada día nos encontramos con ellas, y es que la ley no necesariamente va de la mano de la justicia, siempre decimos que la vara de medir debería ser igual para todos, pues bien, hay casos en que la vara de medir no debería ser igual, por ejemplo en una calle aparca un señor en doble fila frente a un bar, se baja y se sienta en la terraza a tomar un refresco, a cincuenta metros otro vehículo se para en doble fila para bajar a una persona discapacitada, el chófer acompaña a éste hasta el portal de su casa, entretanto un agente denuncia a ambos coches y aunque después los conductores intentan que el agente comprenda, ambos son denunciados.

Por esto más importante que la ley, es el espíritu de la ley, y tristemente este último raramente se aplica, y mientras no se aplique puede haber ley, pero nunca justicia.

 

Anuncios

Un comentario en “El espíritu de la ley

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s