Derechos sin obligaciones

Cuando salió la ley de usar casco en las motos, los hospitales informaron que habían aumentado considerablemente las roturas de brazos en accidentes de moto, porque muchos motoristas, sobre todo jóvenes, llevaban el casco, pero colgado del brazo y cuando se caían de la moto se lo fracturaban.

Y es que vivimos en un tiempo de grandes trastornos en cuanto al respeto a la ley y a las instituciones.

El libro The Columbia History of the World describe la crisis de esta manera: “La condición en que se encuentran los gobiernos, las religiones. la moralidad, las relaciones sociales, la lengua, las artes y esa base fundamental de la vida civilizada, la esperanza de los pueblos, nos permite llegar por lo menos a una conclusión… la importancia de la época presente”.

Existe desprecio por la ley, por el estado que la hace cumplir y por los gobernantes que todavía creen en ambos.

En muchas partes del mundo hay contingentes preparados para, tan pronto reciban la orden, tomar por asalto un ayuntamiento, interrumpir una audiencia pública, destrozar una universidad o hacer volar una embajada.

El afán por la libertad absoluta es virulento.

poland-2537066_640

En breve, el único ideal político y social, el único poder motor del momento será el separatismo, prescindiendo de qué restos de filosofías antiguas o modernas escondan debajo.

A esto influye el mal ejemplo que ponen adultos que están en autoridad o que se supone que la están sosteniendo.

Siervos civiles como policías, maestros, carteros, padres y hasta el clero ostensiblemente abogan por la ley y el orden pero a menudo no quieren acabar con sus propias acciones ilegales.

Esto ha hecho que muchas personas concluyan que la ley ha de obedecerse solo si no resulta en incomodidad personal o si no estorba intereses egoístas. De modo que los hayamos evadiendo impuestos o derechos aduanales de maneras tortuosas, quebrantando leyes de tráfico cuando creen que no hay  peligro de ser vistos, hurtando de sus patronos por medio de aumentar las cuentas de gastos o llevarse propiedades de la compañía.

Este es el panorama, no sigamos creyendo que en 2.025, los coches volarán.

6 comentarios en “Derechos sin obligaciones

  1. Hay quienes al saltarse una ley se creen superiores al resto, las de exceso de velocidad por ejemplo, y no quieren ser conscientes que eso supone una penalización para el resto y un gasto añadido(badenes, radares, etc). En definitiva son insolidarios y si lo aplicamos a las declaraciones de impuestos, más todavía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .