Conciencia

En el complejo mundo en el que vivimos tenemos que tomar muchas decisiones. ¿Qué debemos hacer para estar seguros de que nuestras decisiones están en conformidad con las cosas correctas? Tenemos un regalo que nos ayuda muchísimo a actuar. Nos referimos a la conciencia. ¿Qué es la conciencia? Es la capacidad que tenemos de autoexaminarnos; es como un juez de nuestras propias acciones. Por un lado, nos ayuda a analizar las opciones que tenemos a la hora de tomar una decisión, y por el otro, evalúa las cosas que ya hemos hecho y determina si son buenas o malas, justas o injustas.

¿Cómo nos ayuda la conciencia? Veamos una comparación. Un explorador está atravesando una zona remota donde no hay senderos ni carreteras ni señales. Sin embargo, avanza a paso firme hacia su destino. ¿Cómo logra orientarse? Gracias a su brújula. Este pequeño instrumento, formado por una esfera con los cuatro puntos cardinales y una aguja imantada, siempre señala al norte. Si no fuera por la brújula, el explorador estaría completamente perdido. De igual modo, si no fuera por nuestra conciencia, los seres humanos estaríamos perdidos y no podríamos tomar decisiones que estuvieran de acuerdo con la moralidad, la ética y la justicia.

question-1301144_640

Pero al igual que la brújula, la conciencia tiene limitaciones. Si el explorador colocara un imán cerca de la brújula, la aguja dejaría de señalar al norte. De igual modo, si nosotros nos dejáramos controlar por los deseos egoístas del corazón, estos distorsionarían el funcionamiento de nuestra conciencia. No hay que olvidar que “el corazón es más traicionero que cualquier otra cosa, y es desesperado”. Por otro lado, de poco le serviría la brújula al explorador si no contara con un mapa confiable. Lamentablemente, mucha gente se deja dominar por su corazón y apenas se preocupa por las normas correctas. Eso explica por qué tantas personas llegan a cometer auténticas atrocidades a pesar de tener la facultad de la conciencia.

Nosotros no queremos ser así. Por eso, queremos educar nuestra conciencia para que esta sea un instrumento realmente útil. Y en vez de permitir que nuestros deseos apaguen la voz de la conciencia, la escuchamos con atención. Al mismo tiempo, tratamos de respetar la conciencia de nuestros amados familiares y amigos. Por eso nos esforzamos por no hacerlos tropezar y tenemos presente que su conciencia puede ser más sensible o restrictiva que la nuestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .