Es trés

Según una organización benéfica del Reino Unido para la salud mental, 1 de cada 5 británicos ha enfermado por el estrés laboral, y 1 de cada 4 ha llorado en el trabajo por causa de la tensión. En el 2009, año de crisis económica, hubo un aumento sin precedentes en la venta de antidepresivos.

¿Qué cosas le producen estrés?

  • La inseguridad económica y de otros tipos

  • Una rutina agotadora

  • Los problemas interpersonales

  • Una experiencia traumática

¿Cómo le afecta el estrés?

  • Problemas de salud

  • Desgaste emocional

  • Dificultades para dormir

  • Depresión

  • Deterioro de sus relaciones personales

El estrés activa el asombroso sistema de emergencia del cuerpo, el cual libera hormonas que elevan el ritmo respiratorio, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. También aumenta la concentración de glóbulos y glucosa en la sangre. Este conjunto de reacciones prepara al cuerpo para enfrentarse a la fuente de estrés. Una vez que el estrés baja, el cuerpo vuelve a la normalidad, pero si no disminuye, puede provocar tensión crónica; es como si el cuerpo fuera un motor que está siempre acelerado. De modo que, para estar saludables física y mentalmente, tenemos que aprender a manejar el estrés.

El estrés en sí no es malo. La Asociación Americana de Psicología lo compara a la tensión de la cuerda de un violín. Si hay muy poca tensión, el sonido será apagado y desafinado; si hay demasiada, será estridente o la cuerda se romperá. Además comenta: “El estrés puede ser el beso de la muerte o la sal de la vida. La cuestión reside realmente en cómo manejarlo”.

Por otro lado, las personas tienen temperamentos distintos y algunas son más saludables que otras. Lo que le provoca tensión a una persona quizás no afecte a otra. Sin embargo, si su rutina lo tensa tanto que no le permite relajarse ni reaccionar bien ante situaciones difíciles, lo más seguro es que padezca estrés crónico.

Hay quienes recurren a las drogas, el alcohol o el tabaco para “manejar” su estrés. Otros modifican sus conductas alimentarias o pasan mucho tiempo frente al televisor o la computadora. No obstante, nada de esto ataca la raíz del problema; al contrario, podría empeorarlo. Entonces, ¿cuál es la manera correcta de manejar el estrés?

La seguridad total no existe.  Pruebe con estas sugerencias:

  • Hable con algún familiar o amigo en el que confíe. Diversos estudios demuestran que el apoyo de los seres queridos nos protege de enfermedades relacionadas con el estrés. Sí, un amigo verdadero “ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia”.

  • No piense siempre en lo peor; lo único que logrará es desgastarse emocionalmente. Además, lo más probable es que las situaciones terribles que imagina nunca sucedan.

Hombre de negocios corriendo sobre un engranaje

Trabajar, estudiar, viajar todos los días, cuidar a los hijos, a los padres… Estas son cosas que suelen disparar el nivel de estrés, y sin embargo tenemos que realizarlas. ¿Qué hacer entonces?

  • Trate de encontrar momentos para relajarse y descansar.

  • Ponga sus prioridades en el orden debido y lleve una vida sencilla. Si es posible, reduzca sus gastos o pase menos tiempo trabajando.

Los problemas con otras personas, especialmente en el lugar de trabajo, pueden generar mucho estrés. Si esto le ocurre, piense en las siguientes sugerencias:

  • Cuando alguien lo ofenda, trate de mantener la calma. No le añada leña al fuego.

  • Intente resolver las diferencias en privado. Trate con dignidad y respeto a la otra persona.

  • Trate de entender los sentimientos y puntos de vista de quien lo ofendió. Ponerse en los zapatos de la otra persona lo ayudará a calmarse. También es útil pensar en cómo lo ven los demás.

  • Perdone. El perdón es algo hermoso… y una buena medicina. Según un estudio realizado en el 2001, no perdonar aumenta significativamente el ritmo cardíaco y la presión arterial, mientras que hacerlo reduce el estrés.

4 comentarios en “Es trés

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    “Cuando miro hacia atrás todas estas preocupaciones, me acuerdo de la historia del viejo hombre que dijo en su lecho de muerte, que había tenido un montón de problemas en su vida, la mayoría de los cuales nunca había sucedido”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .