El lado oscuro de los videojuegos

No son solo una diversión de alta tecnología. Los videojuegos ponen a prueba tus destrezas y combaten el aburrimiento. Pero eso no es todo: también mejoran los reflejos y, según varios estudios, la concentración visual. Algunos incluso pueden ayudarte a mejorar en la lectura y las matemáticas. Además, el último videojuego seguramente es tema de conversación entre tus compañeros de clase, y si lo has jugado, tendrás algo de que hablar con ellos.

Claro, tus padres decidirán si puedes entretenerte con dichos juegos. Si te lo permiten, hay gran variedad de juegos a tu alcance que son divertidos y, al mismo tiempo, moralmente aceptables. Aun así, ¿por qué debes tener cuidado?

Muchos promueven descaradamente la inmoralidad, la violencia y el uso de lenguaje obsceno, prácticas que no son constructivas. Algunos exaltan el espiritismo. Y cada nuevo juego hace que el anterior parezca inocente. Los juegos de rol están muy de moda. En estos, uno puede crear un personaje —humano, animal o una combinación de ambos— que vive en un mundo cibernético poblado de miles de jugadores. En este universo virtual hay casas, automóviles, tiendas, discotecas, burdeles… en fin, real como la vida misma. Los jugadores pueden enviarse mensajes instantáneos mientras sus avatares, o personajes, interactúan.

children-593313_640

¿Qué ocurre en estos mundos virtuales? “Hay gente normal que hace cosas que nunca haría en la vida real, ya sea porque no puede o porque no se atreve”, asegura un periodista. Y después añade: “El sexo y la prostitución están por todas partes”. Con tan solo unos clics, los jugadores pueden hacer que sus personajes participen en actos sexuales mientras que ellos intercambian mensajes instantáneos de carácter erótico. Además, esos mundos virtuales “están saturados de delitos, mafiosos, proxenetas, extorsionistas, falsificadores y asesinos”, informa la revista New Scientist. Otra revista indica que “se han levantado voces de alarma respecto a ciertas actividades que se considerarían ilegales fuera de la computadora. Por ejemplo, algunos visitan burdeles virtuales donde pueden satisfacer sus fantasías sexuales asumiendo el papel de un violador. Y otros realizan actos sexuales utilizando avatares con la apariencia de niños”.

Quienes se entretienen con esos juegos llenos de violencia e imágenes gráficas de sexo tal vez digan que no causan ningún daño, que son solo juegos. Pero no te dejes engañar; eso no es cierto.

Hay muchísimos estudios que demuestran que quienes ven programas violentos se vuelven más agresivos. Y hace poco, New Scientist señaló: “Puesto que son interactivos, los videojuegos influyen más en la gente que la televisión”.

Entretenerse con juegos violentos e inmorales es como jugar con residuos radiactivos. Los efectos dañinos quizá no se vean de inmediato, pero son inevitables. ¿Por qué? La exposición a altas dosis de radiación puede destruir el revestimiento del aparato digestivo y permitir que las bacterias del intestino invadan la corriente sanguínea, lo que causaría una enfermedad. De igual manera, la exposición a escenas eróticas y violencia atroz puede erosionar tu “sentido moral” y permitir que los deseos carnales dominen tus pensamientos y acciones.

No hay duda de que los videojuegos pueden ser entretenidos, sobre todo si eres muy bueno. Y ahí está precisamente la razón por la que debes elegir bien. Pregúntate: “¿En qué materias me destaco en la escuela?”. ¿Verdad que suele ser en las que más te gustan? La realidad es que, por lo general, cuanto más disfrutas de una asignatura, mayor es la impresión que causa en ti. Ahora pregúntate: “¿Cuál es mi videojuego favorito? ¿Qué lecciones morales me está enseñando?”.

No se lograría mucho condenando todos los juegos o afirmando que son una total pérdida de tiempo. Recuerde que no todos los juegos son malos. Aun así, pueden ser adictivos y consumir mucho tiempo. Así que analice cuánto tiempo pasa su hijo jugando. Fíjese además en la clase de juegos que parecen atraerle.

10 comentarios en “El lado oscuro de los videojuegos

  1. Querría dar mi opinión como amante de los videojuegos que soy.

    Los videojuegos no sólo mata el aburrimiento sino que puede enseñar mucho, ya sea historia, arte etc… Cierto que en juegos de rol se pueden hacer cosas que realmente en la vida real no harías pero muchas de las redes sociales también se usan para eso.
    Yo pienso que todas las cosas hay que usarlas de manera responsable, porque yo he jugado muchísimas horas y no por eso me he vuelto un violador, un mal estudiante o algo por el estilo. Si es cierto que se puede perder el control y de ahí que requiera una responsabilidad.

    Me gusta

  2. No se que clase de juego es del que se relata… un juego con todas esas características negativas, desafía la misma vida jaja. Es muy extenso discutir sobre este tema, así que solo diré que cada quien es responsable de lo que consume; Buen artículo.

    Me gusta

  3. ¡Cuánta razón tienes amigo, en este artículo has expuesto algo sumamente cierto y bastante serio! algo que muchos padres de familia deberían leer. Gracias por compartir. Un saludo. Ingrid Zetterberg…te invito a mi página, tengo nuevas poesías en verso y prosa.

    Me gusta

  4. Hola muy buenas, llevo siguiendo tu contenido un tiempo, y si bien es cierto que los videojuegos de aqui a un tiempo se llevan viendo como algo que no es más que ocio y se ha llegado a consumir mucho mas en juegos que en cine y musica que ya es decir.

    Como en todos estos campos, siempre hay muchas polémicas y el problema que siempre ha habido con todas es que no se habla más que para señalar un rechazo inmediato, los casos quw has señalado son en algunos casos muy extremos, los juegos de rol en particular si bien se adentran en contenidos turbios para situarse en situaciones imposibles o que podrían ser verídicas.

    Creo además que es importante señalar que se aprende mucho mediante la mirada atenta al vacío como lo llaman, el lugar del que provienen todos los infiernos, conocer exactamente la forma del mal nos da herramientas para combatirlo, hoy en dia lo confundimos todo igualmente.

    Espero haberte aburrido, te seguire leyendo con avidez, un saludo

    Me gusta

  5. Bueno, hay mucho que discutir sobre esto. La inmensa mayoría de juegos, incluso los violentos, son inofensivos, o no más ofensivos que una película de acción y guerra, donde se pueden ver escenas muy duras. Para eso está la clasificación por edades: para delimitar a qué puede jugar cada cual. Si un juego es +18, es tarea de los padres que no jueguen a ese juego. Si no se lleva ese control, no se puede responsabilizar a la desarrolladora. Por otro lado, la prostitución está en todas partes en el cine también, y Picasso dibujaba prostitutas, no debemos confundir contenidos con intenciones. El que es pervertido o psicópata lo es por sí mismo, un juego no convierte a nadie en pervertido. Yo he matado y degollado y cortado en pedazos a mucha gente en videojuegos, y eso no me ha hecho un psicópata. He hecho muchas tonterías en videojuegos que las hago porque no hago daño a nadie, se trata de videojuegos. Los adultos debemos saber y sabemos diferenciar, y el que no lo sabe tiene un problema él, o ella, no el juego. Saludos.

    Le gusta a 5 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .