Lo entendió

Sabes la historia de Luisito…?

No?.

Pues te la cuento.

Luisito era un niño nacido en una familia humilde, en una familia donde tanto el padre como la madre tenían que trabajar para poder tener solo las cosa necesaria, y aunque nunca les faltó lo indispensable tampoco se podían permitir ciertos lujos.

Siempre disfrutó del amor de sus padres y sus hermanos, eran una familia consolidada y se notaba.

El, tenía a su padre como aquel que era capaz de solucionarlo todo, no había nada que su padre no pudiera arreglar, para el era su superman, la persona que le daba seguridad y con la que se sentía seguro.

family-932245_640

Pero, éte aquí, que Luisito creció, se fue haciendo un adolescente y empezó a descubrir la vida por si mismo, y a medida que crecía ya no iba viendo a su padre como aquel ser que podía con todo, incluso empezó a verle defectos.

No entendía como sus padres no salían los fines de semana de fiesta y se quedaban en casa viendo programas de televisión que el calificaba de programas de mierda, decía…”como se puede perder el tiempo de esta  con todo lo que el mundo ofrece…”

No entendía como podían tener un coche con veinticuatro años de antigüedad, habiendo los modelos tan sofisticados que ahora estaban en el mercado.

No entendía porque le ponían reglas que las veía absurdas, ¿porque tenía que llegar a casa a cierta hora determinada…?

No entendía porque dedicaban tanto tiempo al trabajo y quitárselo de disfrutar la vida, tantas cosas no entendió que decidió emanciparse y disfrutar de la vida, porque el mundo era fascinante y no quería perderse nada.

Tristemente, con el tiempo aprendió y tuvo que llegar a los treinta y cinco años, para darse cuenta que aquel mundo que tanto adoraba le estaba cobrando un alto precio y entonces recordó el comportamiento de sus padres y entendió que era cierto, sus padres eran superhéroes.

14 comentarios en “Lo entendió

  1. Luisito no lo entendió al principio. Pero con el paso de la vida de los palos que también da la vida, entendió lo bien que lo estaban haciendo sus padres.
    Ah por cierto, me gusta ésta reflexión tan constructiva, pues vivimos en una época sin éstas reflexiones tan importantes.
    Soy María.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .