EL RINCÓN DE PEPE

La ciudadanía no se merece tener los gobernantes que tenemos.

Estamos hartos de ver como emplean su tiempo en cuestiones que no son las más importantes, pero que por orgullo o por ser más que los otros son las que están en el candelero.

Con tantos problemas como hay hoy en día y sin embargo difícilmente le prestan atención.

Cuando ves la forma de actuar en el congreso de los diputados parecen jaurías dispuestas a despellejar al contrario por el mero hecho de ser de diferente opinión.

Y digo yo, tanto cuesta unirse y atacar los problemas que verdaderamente están sufriendo la mayoría del pueblo.

¿De qué sirven tantas promesas en las campañas electorales, si cuando llegan al poder se olvidan?

Por ejemplo las discusiones sobre la subida del salario mínimo interprofesional, se quejan de que alcance los 900 ¢, pero señor mío y cuánto cobra un político solo de dietas, y cuánto cobra de sueldo.

Y las familias que tienen que vivir al raso por que los han echado de sus viviendas.

Y la gente que se muere en los pasillos de los hospitales.

Y siguen discutiendo sobre si fulano tiene un master auténtico o no.

Basta ya de mierdas y pónganse a trabajar para aquellos que les están pagando su sueldo, pónganse a trabajar para aquellos que han estado cotizando toda la vida y ahora le dan una pensión de mierda mientras el dinero negro se va en campañas políticas, marisco y cava.

Ustedes no se merecen estar donde están.

Trabajen por la vivienda, por la sanidad, por la enseñanza, que con todo el dinero que se guardan podrían hacerlo.

Pero prefieren presumir de patriotas y gritar VIVA ESPAÑA!!!, MIENTRAS MEDIA POBLACIÓN SUFRE EL ENGAÑO DE LA OTRA MEDIA.

12 comentarios en “EL RINCÓN DE PEPE

  1. Yo también creo que no lo merecemos pero si lo analizo llego, justamente, a la conclusión contraria. Me explico, hay cosas y actos que no cuestan dinero solo algo de tiempo, el 1 de mayo la manifestación por el trabajo es casi simbólica, las pancartas se separan para dar más sensación de aforo pero los que estamos en ella vemos la triste realidad. ¿Dónde están los parados, los estudiante y los pensionistas? la excusa de muchos es que no comulgan con los sindicatos y etc… lo cual es pobre excusa para luego, eso sí, protestar como los que más.
    Otro triste ejemplo son las elecciones, la abstención beneficia y facilita acuerdos indeseables desvirtuando la realidad del censo. Si no te gusta ninguno molestate y vota en blanco, para mi es indignante que casi el 50% del censo haya pasado de votar en Andalucia, si hubieran votado masivamente el resultado fuera el que fuese se ajustaría a la realidad no a esto. La inducción a la abstención es una táctica política, si no me votas a mi no votes a los otros que todos somos iguales etc…

    Saludos ✋

    Me gusta

  2. Te doy la razón. Pero esa postura la ves en muchos sitios. Vete a Marruecos que gente muerta de hambre está dispuesta a dar su vida por su monarca, no hablo de las mariposas…, y en más lugares.
    Por cierto, en El Ejido he podido contabilizar tres bibliotecas y si nos damos prisa podemos entrar aún, quedan 50 minutos para cerrar.

    La realidad es más compleja de lo que parece al comienzo. Cuándo ganó PSOE, la última vez, recuerdo haber leído a los que ahora se emborrachan por ganar la derecha, llamaban incultos, borregos, burros, analfabetos, etc. Ahora muchos hacen lo mismo por ganar la derecha. Lo mismo hay que pensar más y pensar que hay más factores de los que pensamos a la primera.

    Un saludo

    Me gusta

  3. Entiendo y adelanto que también comparto la frustración respecto al comportamiento de la clase política española. Pero en ocasiones, creo que sí el pueblo tiene a los gobernantes que se merece, ni más ni menos. Cuando en la ciudad más grande del país en carecer de una biblioteca (El Ejido) gana la ultraderecha, cuando el líder del principal partido que se suponía en la centroderecha hace discursos que rozan lo xenófobo y es incapaz de pronunciar correctamente las -ado, cuando la izquierda que roza lo radical tiene por líder a un tío que no condena el drama venezolano ni tampoco la dictadura cubana, cuando la izquierda tradicional tiene políticas ambiguas y neocapitalistas, pues oye, nosotros los hemos puesto ahí. Ni digo tú o yo personalmente, pero sí como sociedad, como colectivo. A un país que tiene una tasa de abandono escolar muy grande y dónde la educación se usa como herramienta de adoctrinamiento ideológico no le puedes pedir otra cosa que no sea laSextaNoche-ización de la política. Me parece preocupante, muy preocupante, observar como el discurso político está pasando a ritmo vertiginoso a esloganes y titulares, sin contenido, sin sustancia, todo para que cada 30 segundos los enfurecidos seguidores del líder tengan algo que aplaudir, vitorear, gritar, celebrar. El Trumpismo que tanto nos ha dejado por aquí desencajados está empezando a ser la nueva norma a la hora de hacer marketing político. La verdad ya no importa, y si no pues pronto dejará de importar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .