Feliz Navidad…¿para quién?

Seguramente tu como yo, y según el lugar donde hayamos nacido, vivimos una vida digna, tenemos mas o menos lo necesario y los nuestros viven medianamente felices, tenemos las últimas tecnologías a nuestro alcance y ahora llegan fiestas donde lo más normal es que sobre de todo.

Si, el hombre ha avanzado en muchos campos desde el pasado siglo y lo que llevamos de este, pero hay cosas que quizás por que todos miramos hacia un lado, sobre todo los gobiernos que son los que más pueden evitarlo y no hacen nada, como no les daría beneficios se mantienen como espectadores.

Al final del siglo pasado salía esta información y me consta que actualmente no se ha hecho absolutamente nada.

—“El folleto turístico que se distribuyó en Estados Unidos no podía ser más directo: “Turismo sexual en Tailandia. Chicas de verdad. Sexo de verdad. Económico de verdad. […] ¿Sabía usted que puede comprar una muchacha virgen por tan solo 200 dólares?”. Lo que el folleto no decía es que esas muchachas “vírgenes” muy probablemente fueron secuestradas, o vendidas contra su voluntad a burdeles, donde tienen de diez a veinte clientes al día, y que las golpean si no rinden sus servicios sexuales. En Phuket, una isla vacacional al sur de Tailandia, cinco prostitutas murieron calcinadas al incendiarse un burdel. ¿Por qué? Los dueños de las muchachas las habían encadenado a sus camas para que no trataran de escapar de su cautiverio.

¿De dónde salen estas jóvenes? De acuerdo con ciertas investigaciones, millones de muchachas y mujeres de todo el mundo son secuestradas o coaccionadas y vendidas a la prostitución para satisfacer las demandas de este sector de la industria sexual. Y el mercado sexual debe su florecimiento a la combinación de la pobreza de los países en desarrollo, la riqueza de los países acaudalados y las leyes que toleran el tráfico humano internacional y el servilismo por contrato.

Según cálculos de organizaciones femeninas del sudeste asiático, treinta millones de mujeres de todo el mundo fueron vendidas desde mediados de los años setenta hasta principios de los noventa. Los mercaderes de esclavos recorren estaciones de ferrocarril, poblados empobrecidos y calles de las ciudades en busca de muchachas y adultas jóvenes de apariencia vulnerable. Las víctimas por lo común carecen de educación, son huérfanas, han sido abandonadas o están en la miseria. Las seducen con falsas promesas de recibir un empleo, las exportan y las venden a burdeles.”—-

No es el mundo que queremos pero es el mundo que permitimos.

(Datos recogidos de la revista Despertar)

2 comentarios en “Feliz Navidad…¿para quién?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .