Paz y amor /2

Del carro de la compra de estas Navidades, una tercera parte terminará en la basura. Estas fechas son el máximo exponente de una incongruencia económica con graves consecuencias medioambientales y sociales: se produce y se adquiere mucho más de lo que se necesita. José Esquinas (Ciudad Real, 1945), profesor en la Universidad Internacional de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo (Italia), exdirectivo de la FAO (la organización de la ONU para la alimentación y la agricultura), con la que aún colabora, y exdirector de la cátedra de estudios Hambre y Pobreza de la Universidad de Córdoba (España) multiplica estos días su presencia en conferencias y actos para luchar contra el despilfarro, para “convertir el carro de la compra en uno de combate”.

“Unos 800 millones de habitantes pasan hambre en el mundo y de ellos, 17 millones mueren por esta causa cada año”, destaca Esquinas. Mientras, 1.300 millones de toneladas de alimentos se pierden. Solo en España, se desperdician 7,7 millones de toneladas al año, 169 kilos por habitante. En 2020, según la Comisión Europea, el despilfarro ascenderá a 126 millones de toneladas de alimentos en la UE.

“Para este derroche global se desforestan 15 millones de hectáreas anualmente. Y para producir los alimentos que nunca llegarán a consumirse se cultivan 1.400 millones de hectáreas, -28 veces la superficie de España-, se gasta energía equivalente a 300 millones de barriles de petróleo y se utiliza una cuarta parte del agua destinada a agricultura. Todo este esfuerzo es para producir unos alimentos que no terminarán en la boca del consumidor y, en gran parte, acabarán en la basura”, detalla el profesor premiado por la FAO y el Gobierno español hace cuatro años. (El País)

Pero todo esto nos lo pasamos por el arco del triunfo y nos desgañitamos diciendo a los cuatro vientos… ¡¡¡PAZ Y AMOR…!!!

2 comentarios en “Paz y amor /2

  1. Qué tal.

    Leí las dos partes. La primera parece que es la idea general y la segunda constituye una formulación pero con datos, con fundamentos.

    El consumismo, la apariencia en el festejo y la saciedad no solo se ven en Navidad sino en otras épocas del año, otras fechas, lo cual no es pretexto como para dejar de reflexionar en la temática que usted ha planteado y, por supuesto, no le falta razón.

    Me parece que la denuncia sobre el desperdicio de alimentos mientras, como Ud. expone, otros se mueren de hambre no ha sido enfocada a la época navideña. Hasta en tanto los medios de comunicación y los actores gubernamentales se hagan escuchar extendiendo la crítica a la época referida, las personas no van a cambiar.

    Yo mismo, en mi centro de trabajo, he denunciado el desperdicio de comida que se hace en una tradición que se impone al personal conocida como “día de muertos” en el que la comida juega un papel fundamental en la dizque “ofrenda”; también he hablado de las famosas “posadas” los juegos pirotécnicos, etc., pero las personas solo asientan con la cabeza contrariándose en el resto de su conducta. Hasta que otros, con mayor popularidad o arrastre social, hablen del tema, entonces, cambiarán.

    No me extiendo más. No es contradictorio lo anterior con el deseo de que se la pase bien en estas fechas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .