Miedo

Primero en Londres y ayer en Gante, ambos escenarios de sendos ataques terroristas que causan miedo y terror en las personas cuando salimos de casa, cuyas víctimas merecen un reconocimiento no solo por las heridas físicas sino por las secuelas que quedan para toda la vida, como a continuación una de ellas relata su experiencia.

“JAMÁS olvidaré aquella mañana de lunes en la abarrotada oficina de correos —comenta Andre, un sudafricano de raza blanca que vive en Namibia—. Vi cerca un maletín que parecía no tener dueño, pero no le hice mucho caso; recogí mi correspondencia y me marché en el auto. Apenas habían pasado un par de minutos, cuando escuché una terrible explosión. Después me enteré de que se trataba de una bomba que acababa de estallar a unos pasos de donde yo había estado haciendo fila.

”Solo había ido a recoger mi correspondencia, pero saber que murieron despedazadas tantas personas inocentes, entre ellas algunos conocidos míos, me dejó profundamente marcado. Han pasado más de veinticinco años y sigo estremeciéndome al pensar en aquel suceso. A veces vuelven a mi mente las imágenes de la masacre y me hacen recordar lo cerca que estuve de la muerte.”(Despertar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .