Mi amigo, mi enemigo

Con los avances tecnológicos hemos dado un paso adelante en nuestra comodidad, hemos encontrado un “amigo” en el terminal móvil que se ha convertido en una extensión de nosotros mismos hasta el grado que no se concibe una persona del siglo XXI sin llevar toda su vida, sus datos, sus fotos y conversaciones que jamás se harían públicas dentro de este artefacto.

Pensamos que nuestro móvil es nuestro castillo, al cual nadie puede asaltarlo.

Tremendo error, notar el resultado de un joven estudiante.

“Un estudiante austriaco de Derecho quiso averiguar cuánta información suya había almacenado la red social número uno del mundo durante los tres años que llevaba siendo miembro, de modo que solicitó copia de su historial. A vuelta de correo recibió un CD con 1.222 páginas de datos personales. De acuerdo con el diario alemán Der Tagesspiegel, el joven dijo: “Habían guardado todo: cada mensaje, cada conversación de chat, incluso detalles confidenciales sobre mis amigos”. ¡Por si fuera poco, encontró cosas que juraba haber borrado!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .