¿Y para qué…?

Millones de hogares en el mundo y en cada hogar una historia.

Nervios cuando llevamos seis días de confinamiento.

Ahora conocemos a nuestros vecinos a través de un balcón, una ventana o una terraza, y a que conclusión llegamos, a que no somos nada, queremos comernos el mundo… ¿y para qué?

Recuerdo a cuanta gente me miraba raro cuando le decía que yo vivía de alquiler, que no tenía propiedades y no tengo y ahora pregunto…¿de qué sirven las propiedades si estamos tan expuestos que hoy estamos aquí y mañana nadie nos recuerda?

Esto servirá de frenazo a los muchos pensamientos erróneos que hemos tenido la humanidad, pero no creo que los que sobrevivan cambien.

Recuerda que los cangrejos siempre caminarán hacia atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .