Los hijos de la polla roja

Dentro de cuatro días hará tres meses que empezó la primera gran tragedia del siglo XXI, gran parte de este tiempo encerrados en casa, el único lugar en el que hemos encontrado seguridad y del que muchas personas no quieren salir, sobre todo mucha gente mayor.

Pero… ¿ y ahora qué?

Es cierto que parece que la pandemia sigue remitiendo, pero el solo pensar que puede volver este virus. o quizás otro más fuerte te mantiene en un clima de incertidumbre.

Lo peor que puede ocurrir es que esto se olvide pronto y no se le de la importancia que realmente ha tenido.

En esta ocasión gracias a tantos sanitarios anónimos que se han jugado la vida por los demás, pero en unas condiciones deplorables que debería dar que pensar.

Es la ocasión para que los gobiernos invirtieran más en sanidad pensando en que esto no es un hecho aislado sino que puede convertirse en una rutina, partidas que van para armamento, millones y millones que serían mejor utilizados para crear grandes hospitales y estar preparado para lo que pueda venir.

Aviones oficiales, miles de coches oficiales, con choferes oficiales, con escoltas oficiales, lugares vacacionales para los políticos, con cientos de sirvientes y demás gastos superfluo para que una clase viva como el hijo de polla roja.

Un comentario en “Los hijos de la polla roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .