El Arco del Triunfo

Un día más que el virus no está dispuesto a dejar de dar por el culo, eso sí con la considerable colaboración de la fauna de descerebrados que circula a lo largo y ancho del planeta.

Me hace gracia ver a la gente quejarse y pedir sus derechos de ser libres, yo les recordaría que no hay nadie más libre que el que es esclavo de la verdad y la verdad hoy día es que debemos guardarnos nuestro orgullo y acatar una serie de normas que nos van a proteger.

Claro que si tienes de 19 a 30 años y el cuerpo te pide guerra no piensas mucho, y te pasas por el arco del triunfo la distancia, la mascarilla y todo tipo de protección, pero no caes en la cuenta que cuando acabes volverás a casa o al trabajo, donde hay otras personas que sin comerlo ni beberlo van a padecer tu error, pero ya será demasiado tarde.

Entérate de una puñetera vez que este virus no tiene colores, que no tiene vacuna salvo la de tu sensatez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .