Yo y mi antecesores

Hay un dicho popular que da a entender que los años te cambian y es curioso que cuando echas la vista atrás, sobre todo si se tienen muchos años como es mi caso te das cuenta que es así, para darte cuenta de esto no hace falta ser ingeniero agrónomo, pero yo llegaría más lejos, creo que no solo cambias sino que a medidas que vas pasando de fase te conviertes en otra persona muy diferente.

Me recuerdo cuando llegué a Barcelona por primera vez con unos pantalones cortos remendados, impresionado por descubrir un mundo diferente al que conocía, algunos años más tarde embutido en una bata de rayas azules regalada por el colegio y esforzándome por tener una caligrafía que al menos se le pareciera a la de mi padre.

Me esforcé lo que pude porque pronto me tuve que poner a trabajar y de ahí a casarte y tener dos hijos.

Luego llega el tiempo en que cada uno hace su vida y en su soledad se da cuenta de tantos errores cometidos, pero errores que te enseñan tanto que te convierten en una persona sabia y experimentada y entonces ves cuantos antecesores de tu yo han existido en tu vida.

Muchos, quizás demasiados, pero ninguno como el actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .