No los perdones

El escritor Vladimir Jankélévitch dijo lo siguiente con respecto a las atrocidades que cometieron los nazis durante la II Guerra Mundial y la dificultad para perdonar y olvidar:

“Ante crimen tan repugnante, el impulso natural […] es el de indignarse y luchar apasionadamente contra el olvido y, tal como prometieron los jueces del tribunal aliado de Nuremberg, perseguir a los criminales hasta los confines de la tierra”.

El mismo escritor prosigue: “Podríamos muy bien decir, invirtiendo los términos de la plegaria que Jesús dirige a Dios en el Evangelio según san Lucas: Señor, no los perdones, porque saben lo que hacen” (compárese con Lucas 23:34).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .