Con la que está cayendo…

Sí, con la que está cayendo todavía hay que estar agradecido de poder seguir haciendo algunas cosas que aunque no lo parezca no solo son necesarias, yo diría que imprescindible.

Para que no se nos caigan los cojones al suelo y medianamente podamos seguir viviendo, hemos de apoyarnos en cosas sencillas, cosas que cuando el sistema está “normal” ni nos acordamos pero que ahora cobran una vital importancia.

Por ejemplo el salir a tomar un café, cosa que ahora está permitido, no leer el periódico para no hundirte más entre noticias adornadas para tener mayor repercusión, otras que no me interesan una mierda y otras que ni siquiera me apetecen escucharlas porque me temo que estas si son de verdad.

En definitiva, la palabra sería abreviar, limitarte a seguir viviendo al ralentí con cosas que ahora ganan importancia, por ejemplo el que esté cerca, como es mi caso, pasear a diario por la playa, sentarte en un banco tomando este sol extraordinario del Mediterráneo o simplemente observar el cambio que ha dado la calle en este último año.

Sería bueno concienciarnos que los tiros van por ahí, que esto costará mucho acercarnos a lo que fue y aprender a vivir con unas medidas que si bien no nos gustan hay que seguirlas al pie de la letra.

En la medida que podamos adaptarnos sufriremos menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .