La tontedad

A pesar de todo…

No me gusta ser pesimista, todo lo contrario, pero ya han pasado las fiestas y afrontamos un nuevo año lleno de incógnitas sobre todo porque esta pandemia nos ha mostrado que no somos “los hijos de la polla roja”, sino que somos muy frágiles y vulnerables.

Quizás el reconocer esto nos debería dar motivos suficientes como para pensar si es el momento de reflexionar en cómo planteamos nuestra vida, cuáles son nuestras prioridades y cómo es nuestro comportamiento para con las personas con las que interactuamos a diario.

Pero tristemente el ser humano siempre tropieza dos veces o más en la misma piedra y cuando se vuelva a “normalizar” la situación seguiremos pensando en que somos mejores que nadie y que nos comemos el mundo.

Y seguiremos pidiendo tener libertad para hacer lo que nos dé la gana mientras seguimos siendo esclavos de nuestras tonterías.

Las farmacéuticas deberían ir pensando en una vacuna contra la tontedad, porque la necesitamos.

2 comentarios en “La tontedad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.