Ser camionero es duro

Siempre he oído decir que la vida de un camionero es sumamente dura. Yo que he estado mas de una década de camionero y por tanto con los suficientes elementos de juicio como para tener una opinión objetiva, QUIERO DESMENTIRLO.

Así como suena.

Es sabido que, en éste oficio te pasas la vida fuera de casa, que vives en una cabina de camión y que estás lejos de los tuyos.

Pero digo yo, más que un contratiempo para muchos, sino para casi todos, es una salida.

Si, el camionero está en la carretera y con un vehículo de grandes dimensiones con dieciséis velocidades Pero todos los días come en el restaurante, hechas sus cuatro horas y media de conducción y descansa en ocasiones con compañía, para suplir su falta de cariño en la soledad de su camión.

pixlr
Mi hogar durante años, donde fui muy feliz, créandme no es tan duro.

Tiene la cama al alcance de la mano, y cuando llega a destino allí le descargan por lo que tampoco tiene que hacer esfuerzo.

Seguramente y mientras el “sufre éste trabajo tan duro”, su esposa vamos a llamarle “la camionera” posiblemente también tiene que acudir a su trabajo.

La camionera tiene que cuidar de una casa.
La camionera tiene que cuidar de los hijo.
La camionera seguro que no descansa cada cuatro horas y media, tiene la cama sumamente más lejos y no come en restaurante.

La camionera lo tiene que preparar, sin hablar de tener que estirar el sueldo hasta final de mes.

Por esto, y sin decir que ser camionero sea una cosa fácil, rompo una lanza en favor de los que le rodean.

Quizás a ellos no se les hace justicia. Si le preguntáramos a alguno seguro que no se cambiaría por su esposa, posiblemente “le guste seguir sufriendo ese oficio tan duro”.

Incluso al campesino que trabaja de sol a sol pero en su oficio como no es obligado el tacógrafo puede estar las horas que quiera.

O el albañil a veces en las alturas.
O en otros muchos oficios que son muy duros pero que no son reconocidos como tal.

Así que, no es tan dura “fittipaldi”.

Odio… no gracias.

La humanidad ha llegado a ser tan inteligente que ha mejorado mucho la calidad de vida.  Mejorando la ciencia, las vacunas contra las enfermedades, la expectativa de vida y una mejor calidad de ella. Pero la “inteligencia” del hombre es tal, que también se puede destruir así mismo.

Solo haría falta recordar el odio étnico en Ruanda, entre los hutus y los tutsis que en el último enfrentamiento produjo 800.000 asesinatos. O las diferencias étnicas en los Balcanes, o en México, y diferentes lugares más.

Y digo yo… hay alguien que sea mejor que alguien…?

Todos nos equivocamos, todos cometemos errores, todos tenemos virtudes y todos en algún momento de nuestra vida acertamos alguna vez.

Pero hay algo que deberíamos tener muy claro, necesitamos de los demás. Siempre hay alguna ocasión que necesitamos ayuda externa.

Por lo tanto, tendríamos que cooperar entre nosotros, en vez de destruirnos.

Así somos, y deberíamos meditar en ello, porque en ciertos parámetros hay muchos intereses creados, pero a nivel personal podemos hacerlo.

No podemos pensar que somos mejores simplemente porque tenemos otro color de piel o porque hemos nacido en otro sitio, ni siquiera por que nos gusta un club de fútbol diferente, cada uno es especial con sus virtudes y sus errores, pero nadie es mayor que otro.

Y ese respeto debería imperar.

Recuerdo una parábola que leí en cierta ocasión en la Biblia que me enseñó mucho, decia:

Un judío había sido golpeado por unos salteadores y había quedado como muerto en el camino.  Dice que paso un sacerdote y al verlo pasó por otro lado evitandolo; al rato paso un levita de los que servían en el templo, o sea de los que se dan golpes en el pecho delante de los demás, el cual también le hizo caso omiso dejándolo abandonado.

Mas tarde, pasó un samaritano, y en aquellos entonces Samaria no se hablaba con Judea, habían diferencias entre ellos, sin embargo el se paro y le ayudó, le curó las heridas y lo subió a su montura y lo llevo a un mesón. Le pagó al mesonero dos denarios que era lo que cobraba un obrero en dos días de trabajo y le dijo, cuida de el, y yo volveré a pagarte lo que te falte.

Notamos el altruismo de esta persona…?

Es inconcebible pero hoy ocurre lo mismo, abundan muchos sacerdotes y levitas pero pocos samaritanos.

Y así nos va.

Si ésta reflexión nos ayuda a mejorar nuestras relaciones con otros, ya habrá cumplido su objetivo.

¡¡¡…OFERTAS…!!!

groceries-1343141_1280

Normalmente suelo comprar las cosas necesarias para mi casa en comercios pequeños por aquello de que es más cercanos, los conoces más y siempre te da más confianza que en grandes superficies.

Pero días atrás, por aquello de que paso por delante desde mi trabajo a casa, en un lapsus de mi “inteligencia total” me detuve en un centro comercial, más que un centro parecía una ciudad comercial en la que  que estaban regalando las cosas dado la cantidad de gente que se movía dentro de él.

Y no me considero una persona de otros tiempos pasados, pero me impresionó ver tal cantidad de gente.

Cuando después de andar, yo creo que algún kilómetro, pude encontrar el supermercado. Me empecé a asustar y a inquietarme porque la gente compraba de manera compulsiva, un solo carro no era suficiente y se veían familias con varios carros llenos, delante de la carnicería más que clientes parecía que tenían un auditorio, los dependientes más que trabajar estaban en una prueba olímpica, se compraba de manera desmesurada.

discounts-609358_1280

Al ver todo aquello llamé enseguida a los familiares más cercanos y les pregunté si ocurría algo, si se avecinaba una gran gota fría.

No me entendieron y se preocuparon si había bebido.

Cogí el teléfono móvil y consulté si habían nombrado presidente de los Estados Unidos a Donald Trump, esa amenaza global que redobla el tono racista y promete ajustarle las cuentas.

Pero no tampoco.

Así que no me queda otra cosa que pensar que compramos por vicio, y que más de la mitad de las cosas que nos llevamos a casa no las necesitamos.

Ahí están las estadísticas.

Solo en España cada semana se tiran 25,5 millones de kilos de alimentos a  la basura, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Definitivamente se nos ha ido la olla.

Pensar que medio mundo se muere de hambre me revuelve el estómago.

Y luego dicen que somos “racionales”, más bien somos de carros llenos.

Así que me esperé mi turno y compré medio kilo de salchichas y una botella de vino, una barra de pan y mañana será otro día.

Otro día de disparates humanos.

Ten paciencia amigo…

Uno de los varios significados que tiene la palabra “paciencia”; es esperar con tranquilidad una cosa que tarda…

Pero eso es algo que cuesta.

A veces tenemos ejemplos y noticias por televisión que por tocar el claxon a otro vehículo ha acabado de manera trágica porque el conductor aludido ha bajado con una pistola y ha asesinado al conductor que tenia prisa.

De hecho en muchas ocasiones nos precipitamos en contestar, tenemos ese impulso y quizás luego nos tenemos que arrepentir.

Recuerdas aquello de. “yo digo lo que pienso…”, pero tristemente no piensa lo que dice.

stock-exchange-738671_1280

La paciencia es un gran arma que nos va ayudar muchísimo si somos capaces de cultivarla porque nos va a dar tranquilidad y nos va a ayudar a cometer menos errores.

La paciencia no quiere decir en ningún caso poner la otra mejilla sino tomarse las cosas con mas calma, es como cuando un coche va a ciento cincuenta por la carretera, si hay algún imprevisto va a tener más problemas que si va a noventa.

Y esto influye de manera directa en nuestra salud, lo va a agradecer nuestro corazón y nuestra mente, a veces queremos las cosas ya, aunque sabemos que las cosas llegan a su debido tiempo.
relax-108275_1280
Ser una persona paciente no significa ser tonta sino una persona que usa el discernimiento y no se deja llevar por las prisas, por muchas prisas que tengamos no vamos a añadir ni un solo centímetro a nuestra estatura ni un solo cabello de más a nuestra cabeza.

Mejor ser presto en cuanto a oír y lento en cuanto a hablar así nos ahorraremos muchos contratiempos, disgustos, disfrutaremos de una mejor salud y mayor tranquilidad, por tanto si no es, pues no será.

Tic-tac, tic-tac

Hace pocos días escribí acerca de la devaluación del tiempo y aunque no me gusta se pedante me gustaría añadir alguna cosa, lo hago porque viendo por enésima vez una película escuché una conversación que antes no había captado.

La escena se desarrolla dentro de una hamburguesería un Mc y algo, un empleado le comentaba radiante a su compañero…:

IMG_0735
Imagen de la película “El principe de Zamunda”

“Hoy empiezo a lavar platos y con suerte dentro de dos años seré responsable de freír las patatas…”

El compañero le felicitó por su ascenso y se dieron un abrazo emocionado.

Y yo quiero decir… nos damos cuenta lo que nos dura la vida…?

La vida pasa tan rápida que es como un relámpago en el horizonte, aparte de estar mal proporcionada tardamos casi el 25% solo en llegar a ser adultos 50% de adulto y el resto concluyendo la vida.

Y te la piensas pasar friendo patatas…?

Por favor.

Yo entiendo que cuando se es joven que “tenemos la vida por delante” no se piense en esto pero cuando quieres darte cuenta se te está marchando la vitalidad… y ahora qué…?

Y yo lo puedo decir porque he sido de los que no lo había tenido en cuenta y hoy ya no hay marcha atrás, porque cada segundo que pasa ya no vuelve.

Como ha sido tu vida…?

Has hecho lo que has querido hacer…?

O has ido a caballo de lo que te ha obligado el sistema…?

Hace pocos días leía un articulo vuestro en el que una chica decía que no sabia que hacer, porque tenía muchas dudas con ganas de hacer cosas nuevas, pero que quizás habría quién no lo entendería.

freedom-1327791_1920

Yo invito a que nos demos cuenta que no tenemos nada más valioso que el tiempo, porque no es indefinido, tiene fecha de caducidad, y lo que ahora estamos hablando dentro de unos segundos ya será el pasado.

No permitas que el sistema gestione tu tiempo porque es tuyo, vive la vida, haciendo lo que es correcto por supuesto pero no te dejes robar, no te pases tu vida tan valiosa pelando patatas.