Licenciados en ciencias engañosas

El Gobierno significaría ‘pilotar un barco’ también ‘dirigir, gobernar’) es el principal pilar del Estado; la autoridad que dirige, controla y administra sus instituciones, la cual consiste en la conducción política general o ejercicio del poder ejecutivo del Estado. En ese sentido, habitualmente se entiende por tal órgano (que puede estar formado por un presidente o primer ministro y un número variable de ministros) al que la Constitución o la norma fundamental de un Estado atribuye la función o poder ejecutivo, y que ejerce el poder político sobre una sociedad. También puede ser el órgano que dirige cualquier comunidad política. Más estrechamente “Gobierno” significa el conjunto de los ministros, es decir, es sinónimo de “gabinete”. Son las definiciones formales de lo que tangiblemente es un Gobierno; pero sustancial e intangiblemente el gobierno de un Estado comprende el conjunto de intereses vitales que ejercita y defiende a través de los objetivos nacionales permanentes, estos son las pautas o normas de conducta inalterables en el arte de gobernar, como la vigencia de la integridad territorial, o la división del poder en tres ramas, para lo cual por periodos que varían entre cuatro y seis años generalmente, se identifican cuales objetivos nacionales actuales, conducen a la vigencia de los intereses vitales, cualquiera que sea la orientación ideológica y filosófica del gobernante de turno. (Cita de Wikipedia)

Ahora bien, yo me pregunto ¿qué es lo que vemos de los diferentes gobiernos que estamos “sufriendo” en España…?

Pues que están haciendo de todo menos interesarse por el bienestar social, si, si, aquello que tanto prometen en su populosas campañas financiadas con dinero público, grandes encuentros, discursos que impulsan los estados emocionales, niños que son recogidos y besados en público para salir en la foto de la primera página de todos los rotativos, pero que una vez que llegan al poder se dedican a las batallas entre ellos, al “y tu más”, y a encubrir delitos y robar de las arcas públicas, y al decir robar no solo me refiero a meter la mano en la caja, sino al robar cuando se atribuyen sueldos altísimos mientras la población tiene que subsistir con lo mínimo.

Se les debería caer la cara de vergüenza cada vez que un ciudadano tiene que levantar la tapa de un contenedor de basuras para poder llevarse algún alimento a la boca, mientras los políticos van en coches blindados de lujo con varios asistentes.

Por eso señores políticos, fíjense en el ejemplo de José Mújica, ex-presidente de Uruguay, y dejen el “prometer hasta meter, una vez metido se olvida lo prometido”.

2 comentarios en “Licenciados en ciencias engañosas

  1. Muy cierto todo lo que comentas. Un par de palabras diferentes y diría que estás opinando de la realidad política de mi Perú querido.
    Lo cierto es que los reclamos y las insatisfacciones son las mismas. La urgente necesidad de recambio de la clase política es la misma. Pero si sacamos a lo que están, a quién le confiamos que tome la posta?
    Buen Post! Felicitaciones!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .