Optimismo y salud

¿Puede el optimismo mejorar la salud?
“El corazón alegre es una excelente medicina”, escribió un sabio rey de la antigüedad, Salomón. Hoy día, numerosos médicos reconocen la sabiduría de estas palabras inspiradas. Pero lo cierto es que muchos de nosotros no tenemos por naturaleza un “corazón alegre”.

Pocos logramos escapar a las presiones de la vida diaria, las cuales pueden ocasionar frustración y una actitud pesimista. No obstante, estudios recientes indican que, a pesar de las dificultades, vale la pena cultivar el optimismo.

Optimismo se define como la “actitud de la persona que ve el aspecto más favorable de las cosas y espera que suceda lo mejor”. ¿Cómo se siente la persona optimista cuando sufre un revés? No lo ve como una derrota permanente. Dicha reacción no significa que se ciega a la realidad, sino que acepta y analiza lo que ha ocurrido. Luego, según lo permitan las circunstancias, toma medidas para cambiar o mejorar la situación.

El pesimista, por otro lado, suele culparse por los problemas que se le presentan. Supone que las desgracias son permanentes y que ocurren porque es tonto, incompetente o poco atractivo. Como consecuencia, se resigna al fracaso.

motivation-1402852_640

Ahora bien, ¿influye el optimismo en nuestra salud y bienestar? Sí. Científicos de la Clínica Mayo, situada en Rochester (Minnesota, EE.UU.), realizaron durante treinta años un estudio entre más de ochocientos pacientes. Los resultados revelaron que los optimistas gozaban de mejor salud y una vida mucho más larga que otras personas. Los investigadores también observaron que los optimistas afrontaban mejor el estrés y que era menos probable que se sumieran en una depresión.

Sin embargo, no es nada fácil ser optimista en un mundo cuyos problemas parecen multiplicarse. Con razón a muchos les resulta difícil pensar de forma positiva. ¿Cómo hacer frente a esta situación?

Aunque tener un carácter alegre no lo remedia todo, sí contribuye a una vida más saludable y satisfactoria.

Algunas sugerencias para ser más optimista que recomendaba la Clínica Mayo:

▪ Cuando le dé por pensar que no disfrutará de algo o que no tendrá éxito en algún proyecto, descarte la idea. Concéntrese en lo positivo.
▪ Esfuércese por hallar satisfacción en su trabajo, y prescindiendo de cuál sea, busque en él aquello que le proporcione un sentido de logro.
▪ Busque amigos que vean la vida de un modo optimista.
▪ Si puede controlar una situación, tome medidas al respecto; si no, trate de aceptarla.
▪ Cada día anote tres cosas buenas que le hayan sucedido.

Anuncios

3 comentarios en “Optimismo y salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s